El presidente de la Federación Española de Donantes de Sangre prevé un leve aumento de las donaciones para el 2007

Actualizado 03/01/2007 19:30:07 CET

MADRID, 3 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Federación Española de Donantes de Sangre, Martín Manceñido Fuertes, anunció hoy a Europa Press que en 2007 se producirá un "leve aumento" de las donaciones de sangre, según los cálculos realizados por dicha federación. Dicho crecimiento será de un 1 ó 2 por ciento y supondrá un aumento de aproximadamente 30.000 donaciones, pasando así, de 1.620.000 donaciones en 2006 a 1.650.000 en 2007.

A pesar de estas cifras, el presidente de la federación anunció que son "insatifactorias" debido al aumento en la demanda, "cada vez son más las patologías que requieren del uso de transfusiones de sangre o sus derivados", indicó. El experto explicó que a un país se le cataloga de "autosuficiente" (en donaciones) cuando se llega a los 43.000.000 de donaciones por cada mil habitantes y año. En el caso español estas donaciones se quedan en 38.000.000 de habitantes y año. Es "necesario" seguir trabajando, concluyó Manceñido.

España ocupa el séptimo puesto a nivel europeo en donaciones altruistas, lo que nos sitúa al mismo nivel que Francia e Italia y por debajo de países como Austria, Finlandia o Dinamarca, con un total de 4.800.000 bolsas cada día, cuando en realidad son "necesarias" 5.500, según el experto.

Manceñido explicó que durante el 2006 se experimentó un "ascenso liviano" de las donaciones debido a dos factores fundamentalmente, siendo uno de ellos la climatología ya que "cuando el tiempo es benigno la gente se atreve más a salir de sus casas y donar". En segundo lugar, gracias al llamamiento que a principios de diciembre realizó la federación. A este respecto, el presidente mostró su descontento por la falta de iniciativa del Ministerio de Sanidad a la hora de potenciar las campañas de donación de sangre, "delegando siempre esta responsabilidad en las comunidades autónomas".

MANTENER LAS CAMPAÑAS

En este sentido, el presidente indicó que "gran parte" del esfuerzo realizado para que las campañas salgan adelante es de las asociaciones de donantes y de los centros de transfusión. "La única forma de que estas campañas sean efectivas es que sean "reforzadas y duraderas en el tiempo", y añadió: "hay que recordar a la gente que done, porque es cuando dona". Manceñido manifestó que es "maravilloso" ver como se vuelca todo el mundo para donar cuando hay una desgracia general, pero "estas desgracias se dan todos los días en los hospitales y de forma anónima". El presidente quiso recordar que son tan importantes las desgracias generales como las anónimas.

En cuanto al perfil del donante, el presidente de la federación indicó que "no hay un perfil definido" ya que este ha ido cambiando con los años, "la población universitaria es, actualmente, la más numerosa a la hora de donar" (entre 18 y 30 años), esto es debido, según Manceñido, "a las diversas campañas que se ha realizado entre la población escolar, y que ahora dan sus frutos".

Entre las regiones que obtienen unos resultados positivos en donaciones se encuentra Navarra, Alava, Albacete, Galicia y las Baleares, debido a sus mejores infraestructuras, la abundancia de campañas de divulgación, y "los hábitos adquiridos" por la población. El resto de provincias "necesita mejorar" según Manceñido.