El PP salva al Gobierno catalán de tener que anular los nuevos recortes en Salud

Actualizado 20/10/2011 15:48:47 CET
EUROPA PRESS

CiU se compromete a revisar los ajustes y evaluar sus efectos

BARCELONA, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

El PP ha salvado con su abstención a CiU de tener que "dejar sin efecto" los recortes previstos en sanidad para el último trimestre de 2011, tal y como reclamaba una moción presentada por el PSC que ha obtenido el apoyo del resto de grupos de la oposición.

El pleno debía posicionarse este jueves sobre dos mociones relacionadas con los recortes en Salud, una de los populares y otra de los socialistas catalanes, lo que ha dado lugar a infinidad de negociaciones en los pasillos y movimientos tácticos de última hora.

Así, el grupo parlamentario del PP ha logrado sacar adelante su proposición tras consensuarla con CiU, arrancando al Gobierno catalán un compromiso de revisar los ajustes realizados hasta ahora y presentar en el plazo de veinte días un informe evaluando los efectos de los primeros recortes.

A cambio, los populares han evitado que prosperase la moción presentada por los socialistas, que se ha debatido instantes más tarde y que instaba al Gobierno catalán a frenar los recortes previstos para el último trimestre de 2011 y a elaborar durante el mes de noviembre un nuevo plan de reordenación de las urgencias.

En vista de que el acuerdo entre CiU y PP iba a dejar sin efecto su moción, el PSC ha tramado un último cambio en su moción, dejándola en un solo punto que obligaba al resto de partidos a posicionarse a favor o en contra de frenar los recortes previstos a partir de ahora.

De está forma, el grupo parlamentario del PSC entiende que los populares ponen en entredicho su reivindicación de que los ajustes presupuestarios no afecten a la sanidad, y que pusieron como condición a la hora de pactar los presupuestos de 2011 con el Gobierno catalán.

Desde las filas del PP, la diputada Eva García ha justificado la abstención de su partido en la moción del PSC aludiendo a que los plazos que fija "son demasiado reestrictivos", y escudándose en que la moción previa presentada por su partido ya había arrancado al Gobierno catalán un reconocimiento de que había cometido errores y una voluntad de rectificar su actitud frente al sistema sanitario.

FRENO AL CIERRE DE CAP

La moción del PP que ha prosperado con los votos de CiU contiene propuestas para reducir el gasto farmacéutico, el análisis del efecto de los recortes llevados a cabo hasta ahora, y el compromiso de paralizar el cierre de Centros de Atención Primaria (CAP) y de centros de urgencias hasta la aprobación de los Presupuestos de la Generalitat para 2012.

El texto contiene también el compromiso del Ejecutivo catalán de "mantener" el peso relativo del departamento de Salud en las cuentas del próximo curso, así como fomentar la negociación con los profesionales sanitarios sobre los ajustes en sus retribuciones y sus condiciones laborales.