Actualizado 24/04/2013 19:23 CET

El PP rechaza una iniciativa en el Congreso para evaluar el impacto de la reforma sanitaria de Mato

MADRID, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Parlamentario Popular rechazará previsiblemente esta tarde en el Congreso una iniciativa del Partido Socialista para que se analice el impacto en salud de la reforma sanitaria impulsada hace un año por el Gobierno que, entre otras medidas, dejó sin derecho a tarjeta sanitaria a los inmigrantes en situación irregular.

Durante la presentación de esta proposición no de ley, que ha contado con el apoyo de otros grupos como CiU o Izquierda Unida, el diputado socialista José Martínez Olmos ha destacado que esta reforma fue "enormemente perjudicial" para determinados colectivos.

En este sentido, ha recordado que varias ONG internacionales como Médicos del Mundo o Amnistía Internacional ya han denunciado que "están encontrando casos donde se les ha negado la asistencia sanitaria o se ha procedido a facturar la atención ofrecida".

"Es dramático, hay personas con enfermedades graves. Y la ministra de Sanidad siempre ha negado que haya personas que no tienen acceso a la sanidad cuando la necesitan, y eso no es verdad. Hay que rectificar cuando los hechos lo demuestran", ha lamentado Martínez Olmos.

Por todo ello, ha pedido al Gobierno que "como país serio que somos" inicie una evaluación del impacto de la reforma, avanzando que así lo establece la actual Ley de Salud Pública.

Sin embargo, la diputada 'popular' Pilar Marcos ha avanzado que su grupo no apoya esta revisión ya que, como ha apuntado, los inmigrantes están ahora "en igualdad de condiciones con los españoles cuando viajamos al extranjero".

Además, ha informado de que, según datos de los Sistemas de Vigilancia Epidemiológica y sistemas de alerta sanitaria, no se ha producido ninguna modificación negativa de la incidencia o prevalencia de las enfermedades sometidas a control.

De igual modo, tampoco se ha constatado ningún brote epidémico imprevisto en los últimos meses ni se ha comunicado ningún incremento en el número de casos de enfermedades de declaración obligatoria".

"El PP se preocupa por las personas con especial necesidad ya que todos los menores y mujeres embarazadas, aunque no residan legalmente en España, tienen garantizada la atención sanitaria como cualquier español. Además, cualquier inmigrante en situación irregular que tenga una urgencia médica tiene garantizado la asistencia sanitaria hasta el alta médica", ha defendido Marcos.