Publicado 16/04/2020 15:28:20 +02:00CET

El PP exige transparencia en los datos sobre la pandemia después de los cambios en Cataluña

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, comparece en el Congreso de los Diputados
El ministro de Sanidad, Salvador Illa, comparece en el Congreso de los Diputados - Pool

El PSOE acusa a los 'populares' de alentar el miedo entre los ciudadanos y les pide que "arrimen el hombro" con medidas "válidas"

MADRID, 16 Abr. (EUROPA PRESS) -

El PP ha mostrado al Gobierno su "preocupación" por la información que el equipo de Pedro Sánchez está haciendo pública con respecto a la crisis sanitaria generada por el covid19 y después de conocer que la Generalitat de Cataluña ha cambiado el sistema de contabilidad de sus fallecidos, incluyendo ahora a quienes fallecen por esta enfermedad fuera de los hospitales, y ha aumentado la cifra que estaba presentando en los últimos días.

La portavoz de Sanidad de los 'populares', Cuca Gamarra, ha reprochado al ministro del ramo, Salvador Illa, que no exista "transparencia" por parte del Ejecutivo en cuanto al número de contagios, de muertes, de test realizados o sobre la situación del personal sanitario, unos número que, a su juicio, deberían ser lo más precisos posibles por "sensibilidad" a quienes están perdiendo a sus familiares y no se pueden despedir de ellos por el estado de alarma.

Es por eso, que la diputada ha pedido al ministro información, no sólo de los casos confirmados, sino también de los posibles y probables, Del mismo modo, han solicitado al responsable de Sanidad los "informas de los expertos" que recibe su departamento y sobre los que el Gobierno basa sus decisiones políticas a llevar a cabo. Para los de Pablo Casado, el Ejecutivo sigue jugando a la "improvisación" y le llama a poner en marcha un "plan de choque" con medidas como: apoyarse en la farmacia comunitaria, intervenir en los precios del mercado farmacéutico o reducir el IVA de los productos de protección, por ser ahora de primera necesidad.

Gamarra se ha dirigido así a Illa durante la comparecencia de este ante la Comisión de Sanidad del Congreso, a donde ha acudido por cuarta semana consecutiva para actualizar, a petición propia y del PP, la información sobre la situación de esta crisis sanitaria. Además, también ha informado de las medidas previstas por su departamento para las próximas semanas.

CS Y PNV CRITICAN LA FALTA DE DIÁLOGO CON LA OPOSICIÓN

Las explicaciones del ministro no han convencido al PP, pero tampoco a Vox La formación que preside Santiago Abascal ha acusado al Gobierno de "engañar" desde el principio a los ciudadanos y señalan que ellos han estado avisando desde enero de lo que llegaba "de la China comunista" y "proponiendo medidas" para evitar la situación que España está viviendo en la actualidad. Una de propuestas de Vox, según ha indicado su portavoz en esta materia, Juan Luis Steegmann, es la creación de una base de datos nacional. "Parece que hoy en la comisión, incluso la izquierda, le están diciendo que necesitan datos", ha declarado.

Steegmann ha reprochado al ministro que se dedique a acusar a los demás partidos "de difundir noticias falsas" cuando, a su juicio, es el propio Illa quien "no dice la verdad" tras el reconocimiento de Cataluña de que que existe un mayor número de fallecidos del que estaban contabilizando. En este sentido, el diputado ha señalado que el Gobierno no ha incluido esta rectificación en las cuentas de este jueves.

También Ciudadanos, a través de su portavoz Guillermo Díaz, ha criticado que la oposición se esté enterando de medias, reuniones y ampliaciones del estado de alarma por la prensa. Su homóloga de PNV, Teresa Gorospe, ha acusado al Gobierno e "unilateralidad" y de que su partido se entera de la situación del país "a través de las homilías del presidente del Gobierno los fines de semanas, o del ministro de turno". "No hay voluntad para dar información", ha denunciado el representante de Unión del Pueblo Navarro (UPN), Sergio Sayas. A su juicio, esta comparecencia semanal de Illa en el Congreso no aporta nuevos datos y se trata sólo "de una rueda de prensa con politicos" sobre información "que ya conocen por la prensa".

Por otra parte, EH Bildu y BNG han mostrado en sus intervenciones su preocupación por la "relajación" del confinamiento esta última semana. Para la portavoz del partido vasco, Mertxe Aizpurua, es una decisión "arriesgada enviar a gente trabajar" cuando e Gobierno no cuenta con los sistemas de inspección adecuados para saber si las empresas protegen a sus trabajadores. "No es razonable ni prudente, es una temeridad", ha indicado, para señalar su temor de que las cifras del país vuelvan a la "casilla de salida" de la crisis sanitaria. El diputado gallego Nestor Rego, por su parte, ha lamentado que estas decisiones de permitir la vuelta al trabajo se hagan de forma centralizada y se obvien, como es el caso de Galicia, protocolos y medidas específicas para colectivos como los pescadores.

EL PSOE PIDE AL PP QUE "ARRIME EL HOMBRO"

También el portavoz parlamentario de ERC, Gabriel Rufian, ha criticado la puesta en marcha de la fase de desescalada y ha reclamado más datos para conocer "lo que hay enfrente" y saber "cuando se puede salir del confinamiento" de forma segura. Además, ha pedido al Gobierno que deje de usar la conocida como Ley Mordaza para "sancionar a los irresponsables" que incumplen los decretos con "abusos policiales alentados por quienes graban desde los balcones".

El diputado ha pedido en su intervención al Gobierno que "intente mejorar la comunicación" desde el Gobierno porque, según ha señalado, hay gente que "alucina" cuando ve a una persona con uniforme hablando "de cuántas naranja ha robado quién en no sé dónde", igual que la "gente normal alucina" cuando en Cataluña, "no sé quién habla de que ha enviado usted 1.714.000 mascarillas para fastidiar", porque la cifra coincide con una fecha "simbólica" para la autonomía con el fin de la Guerra de Secesión.

Desde Más País-Equo, su portavoz Inés Sabanés ha reclamado que en la siguiente fase de esta crisis haya "una cierta uniformidad y consenso" a la hora de trabajar y "obligar o concienciar" a las comunidades autonomías sobre la precisión de sus datos, porque serán una ayuda "para la desescalada". La diputada ha reprochado al PP, por otra parte, que esté criticando las cifras que maneja el Gobierno cuando en gran parte el problema están siendo las residencias de ancianos que son competencia de las autonomías, además, Sabanés ha recordado que la presidenta 'popular' de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, aún no ha comparecido en rueda de prensa desde el inicio de la crisis.

El PSOE también se ha dirigido al partido de Pablo Casado para pedirle que "deje de dar lecciones" y reclamarle que "arrimen el hombro con propuestas válidas". Su portavoz de Sanidad, Ana Prieto, considera que el PP "no está legitimado" para criticar en esta situación cuando "las mismas cosas que pretende adjudicar al Gobierno" como fallos las están cometiendo los gobiernos que ellos lideran en comunidades autónomas. "Se les nota mucho las ganas de que fracase este Gobierno", ha indicado.

La socialista ha asegurado que su formación y el Ejecutivo están luchando por lograr la claridad informativa y evitar los bulos, frente a la actitud del principal partido de la oposición que, a su juicio, juega al "alarmismo" y está "alentando el miedo a la población". "Nosotros estamos concentrados en doblegar la curva y lo vamos ha hacer", ha concluido.