Se pone en marcha el Registro Europeo de células madre embrionarias

Actualizado 18/01/2008 23:29:57 CET

BARCELONA, 18 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Registro Europeo de Células Madre Embrionarias Humanas (hESCreg), coordinado por Anna Veiga, comienza a funcionar hoy en Berlín y su base de datos será accesible públicamente y permitirá que toda la información registrada esté disponible para la la comunidad científica, los estamentos reguladores y gubernamentales y aquellas personas interesadas.

El principal objetivo del Registro es proporcionar información detallada de todas las líneas de células madre embrionarias disponibles en Europa y de las líneas con las que se está investigando. Está previsto que en una segunda fase, el registro también recoja las líneas derivadas fuera de Europa.

Entre otras funciones, el Registro también servirá para crear una estandarización internacional común para la caracterización de estas células madre, que permita progresar en los nuevos métodos de curación y las terapias.

Una línea de células madre embrionarias es un cultivo de células madre aisladas de un embrión humano primerizo que puede mantenerse indefinidamente en el laboratorio. Al mantener un registro de todas las líneas existentes se fomentará la coordinación y eficiencia de la investigación sobre embriones humanos en Europa, cosa que permitirá supervisar las líneas de células madre embrionarias humanas y que asegurará una mejor utilización por parte de los científicos.

En este proyecto participan diez países de la UE y están incluidos en la iniciativa todos los países de la Unión que permitan la creación de nuevas líneas de células madre embrionarias humanas. Además, también Israel, Suiza, Turquía, Estados Unidos y Australia participan en el proyecto.

El hESCreg, financiado por la Comisión Europea, está coordinado por Anna Veiga, coordinadora científica y directora del Banco de Células Madre del Centro de Medicina Regenerativa de Barcelona, y Joeri Borstlap, del Centro de Terapias Regenerativas Berlín-Brandenburgo, y cuenta con la participación de Glyn Stacey, del Banco de Células Madre del Reino Unido.