Publicado 03/06/2021 17:59CET

Pocos países europeos hacen transparentes a la ciudadanía sus resultados de salud y de atención sanitaria

Archivo - Big Data, laboratorio, análisis
Archivo - Big Data, laboratorio, análisis - LUIS DOMINGO - Archivo

MADRID, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

Pocos países europeos hacen transparentes a la ciudadanía sus resultados de salud y de atención sanitaria, según el 'Estudio sobre la publicación de resultados en el SNS: Bases para un modelo', realizado por Novartis en colaboración con BioInnova Consulting.

En concreto, cuentan con esta herramienta Alemania, Dinamarca, Finlandia, Francia, Holanda, Italia, Noruega, Portugal, Reino Unido y Suecia, según ha explicado durante la presentación del estudio su autora, Cristina Adroher.

Esta obra pretende plantear los principios de un modelo de rendición de cuentas, en términos de indicadores de resultados de salud y atención sanitaria, para el Sistema Nacional de Salud.

Así, el Estudio tiene como finalidad establecer un modelo para fundamentar las políticas públicas en la evaluación y la rendición de cuentas garantizando que los objetivos establecidos se cumplen y, por tanto, que se hace una asignación eficiente de los recursos públicos disponibles manteniendo la sostenibilidad del sistema sanitario.

"El objetivo era revisar de manera sistemática las iniciativas de rendición de cuentas en términos de indicadores de resultados de salud y atención sanitaria. Esta revisión la hemos hecho con un tripe abordaje, analizando experiencias a nivel internacional, estatal y autonómico", ha detallado la autora.

Además de los citados diez países, también han analizado experiencias en Australia o los sistemas de la OCDE y la Organización Mundial de la Salud (OMS). En España, han revisado todas las iniciativas publicadas por el Ministerio de Sanidad, así como Hospitales TOP 20 y el Estudio RESA de la Fundación IDIS. Como comunidades autónomas, también se ha observado la Central de Resultados de Cataluña, en marcha desde 2008, y el Observatorio de Resultados del Servicio Madrileño de Salud.

Como resultados, el informe apunta que el responsable de la iniciativa normalmente es el propio Gobierno, ya que hay "pocas agencias públicas independientes". Tras el análisis, han detectado que hay "heterogeneidad" en los indicadores que se publican, así como que el nivel de accesibilidad y el formato de la información "difiere entre países".

Una crítica que realiza el estudio es que "hay pocas experiencias que permitan descargar los datos en formatos de datos abiertos". Junto a esto, también se denuncia que "muy pocos países explicitan si usan los indicadores para iniciar políticas públicas o mejoras en los servicios".

Así, esbozan cuáles deben ser las características de un modelo "ideal" de resultados en salud: "realizado por una organización gubernamental, a partir de registros administrativos, información gratuita, resultados de desempeño de los servicios sanitarios, dirigida a profesionales y ciudadanía con opiniones de los pacientes, en formato de datos abierto, con una web de fácil y consulta y atractivo formato visual, y que los resultados sean utilizados para tomar decisiones de política sanitaria".

El director del estudio, Boi Ruiz García, ha detallado que el objetivo era "pasar del prejuicio constante al juicio". "Muchas de las cosas que se dicen que van mal en el sistema sanitario se hacen sin ningún juicio objetivo", ha detallado.

De la misma forma, el presidente del Grupo Novartis en España, Jesús Ponce, ha resaltado que el informe tiene como fin "plantar los principios de un modelo de rendición de cuentas para el Sistema Nacional de Salud". "La pandemia ha puesto de manifiesto la necesidad de invertir en sanidad. Hoy más que nunca es necesario que todo el mundo entienda que es imprescindible introducir la rendición de cuentas. Esta transformación es una responsabilidad de todos, autoridades públicas, gestores, profesionales sanitarios, colectivos sociales y empresas proveedoras. Novartis forma parte destacada de este grupo", ha remachado.

Contador