Actualizado 25/10/2010 14:41 CET

Piden a la Fiscalía que investigue los casos de legionella

MADRID, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Asociación El Defensor del Paciente ha solicitado a la Fiscalía Provincial de Madrid que investigue los casos de legionella detectados en los distritos de Centro y de Retiro de la capital, ha informado esta asociación.

Por ello, ha solicitado al fiscal jefe de Madrid, Eduardo Esteban, que abra una investigación de oficio para averiguar cuántas personas están afectadas, de dónde proviene el foco y se depuren responsabilidades, ya que el artículo 262 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal obliga a ello.

Al respecto, la hija de uno de los afectados, ingresado desde mediados de septiembre en el Hospital Gregorio Marañón, se ha puesto en contacto con la asociación para comunicar que su padre está contagiado de legionella, según le han comunicado los médicos.

Por su parte, el director general de Atención Primaria y responsable de Salud Pública, Antonio Alemany, informó ayer de que los 24 afectados, 19 son varones y 5 son mujeres, y que la mayoría están en planta, aunque cuatro de ellos está ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), sin que ninguno presente pronóstico grave.

"Los afectados presentan una horquilla de edad entre los 32 y los 92 años, con una mediana de 63 años", declaró Alemany, que ha señalado que los síntomas de la enfermedad son neumonía con fiebre alta. Además, señaló que la bacteria puede producir "un cuadro más banal" con fiebre baja y dolor muscular.

Alemany reseñó que en Madrid el contagio con este tipo de bacteria se produce "normalmente", y que hay un umbral de seis casos por semana a lo largo del año. "Hay que hacer una diferenciación cuando la cifra supera el umbral, como es este caso", ha agregado.

"La gente puede seguir haciendo la vida normal sin preocuparse, la enfermedad se contagia por aspiración, no se contagia de persona a persona", apuntó el director general de Atención Primaria. "Cuando a través del estudio epidemiológico se vea caso a caso que hay algo en común en todos ellos, como haber compartido algún espacio o haber pasado por una zona, es cuando se inicia el estudio ambiental para delimitar el foco", aseguró.

Por último, Alemany señaló que tras tomar las muestras de las torres que se hayan estudiado, se mandan al laboratorio de sanidad pública, donde se tardará entre tres y doce días en saber los resultados. "Si se encuentra una legionella no tiene por qué ser la del foco, hay que cruzarla con la que sufren los pacientes para comprobar que es la causante de la epidemia", apostilló.