Publicado 21/05/2021 12:07CET

Personas con parálisis cerebral celebran ser titulares de sus derechos por Ley

MADRID, 21 May. (EUROPA PRESS) -

La Confederación Española de Asociaciones de Atención a las Personas con Parálisis Cerebral (ASPACE) ha celebrado la aprobación este jueves en el Congreso de los Diputados de la reforma que sustituye la incapacitación judicial a las personas con discapacidad por un sistema de apoyos para garantizar el ejercicio efectivo de sus derechos.

Ahora, las personas con parálisis cerebral son tratadas desde una perspectiva de igualdad ante la Ley y, transcurridos tres meses desde la publicación de la norma en el Boletín Oficial del Estado (BOE), podrán ejercer sus derechos y tomar sus propias decisiones en pie de igualdad con el resto de la ciudadanía.

"Esta modificación de la ley me parece una reforma muy positiva. Nos va a permitir ejercer nuestros derechos de forma más plena. Ayer fue un día histórico, pero ahora llega otra parte importante también, ver cómo se aplica la reforma a efectos prácticos", ha comentado Sebastián Carmona, de ASPACE Madrid.

Ninguna persona adulta con discapacidad podrá ser incapacitada. Todas las personas serán titulares de sus derechos. El principal sistema de apoyo que propone la nueva normativa es la curatela, que se desarrolla en dos modalidades: de representación y asistencial. En ambas se persigue la autonomía y la toma de decisiones, pero la curatela de representación es una excepción para aquellas personas cuyas necesidades de apoyo impidan la formación de decisiones personales y patrimoniales.

Esto impide que ninguna persona con discapacidad se encuentre desprotegida, ya que se contempla un sistema de control que asegure el respeto de la voluntad personal de quien esté en situación de curatela. Este sistema de control consiste en una autorización judicial para actos jurídicos con trascendencia personal o patrimonial. Otras figuras de apoyo que recoge la Ley son la guarda de hecho y la autocuratela.

"Para las personas con parálisis cerebral esta reforma supone un gran cambio. Aparece la persona facilitadora, que nos simplifica el lenguaje legal en caso de que tengamos dificultades para entenderlo y poder tomar nuestras propias decisiones, y la persona curadora con facultades de representación que, si no puedes tomar tus propias decisiones, te representa. Creo que es bastante bueno este cambio porque en los dos casos estás ejerciendo tus derechos", detalla Carmona.

"Esta reforma supone un avance en el reconocimiento de los derechos de las personas con parálisis cerebral y otras discapacidades afines, gracias a ella nuestro ordenamiento jurídico se adecúa a la Convención de Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad", añade Ángeles Blanco, responsable de derechos y asesoría jurídica de Confederación ASPACE.

Blanco continúa asegurando que la reforma "recoge que todas las personas, con independencia de las medidas de apoyo que necesiten para tomar sus propias decisiones, mantengan su capacidad jurídica y de obrar". "De esta forma el ejercicio de derechos quedaría dentro de la esfera personal y, por ello, las medidas de protección que se tomen tendrán que respetar la voluntad y preferencias de la persona con parálisis cerebral como ciudadanía de pleno derecho", agrega al respecto.

Contador