Actualizado 05/10/2007 15:49 CET

El perfil de la apnea del sueño responde al de un varón de mediana edad, obeso y con somnolencia diurna, según expertos

SEVILLA, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

El perfil típico del paciente con apnea del sueño responde al de un varón de mediana edad, obeso, con somnolencia diurna, de cuello corto y ancho y que tiende a roncar, según pusieron hoy de manifiesto en Sevilla diversos expertos en una jornadas sobre el médico de familia y la consulta de la apnea, en el marco del XXIX Congreso Nacional de la Semergen.

Según explicó el miembro del Grupo de Trabajo Respiratorio de Semergen Jesús Vázquez estos síntomas de la enfermedad se corresponden con los observados por los familiares del afectado, si bien apuntó a otros signos de sospecha como el sueño inquieto con sudoración profusa, el despertar brusco con sensación de asfixia, irritabilidad, cefalea matutina, pérdida de la capacidad de concentración y la disminución de la libido, entre otros.

En el caso de que el afectado sea un niño, sostuvo que existen otros indicios "muy importantes" que pueden estar asociados a este síndrome "tales como la enuresis, la hiperactividad, los trastornos de la conducta, el bajo rendimiento escolar, el retraso en el desarrollo, la respiración bucal y la voz nasal".

En cuanto a la labor de los profesionales, destacó que el médico de familia "es un pilar básico" a la hora de reducir los factores de riesgo que agravan la apnea del sueño, así como fomentar los aspectos que corrigen esta patología, entre ellos, "una correcta higiene del sueño, la reducción de peso y evitar la ingesta de alcohol, tabaco y fármacos sedantes".

La apnea del sueño afecta a más de cinco millones de españoles, presentando un millón de ellos síntomas graves. De estos últimos, sólo un 10 por ciento está diagnosticado y tratado en la actualidad. Además, afecta a cerca de un 3 por ciento de la población infantil, con igualdad de ambos sexos.