La patronal de la perfumería y cosmética no da "ninguna credibilidad" al estudio de la OCU

Publicado 30/05/2019 14:43:54CET
PIXABAY - Archivo

MADRID, 30 May. (EUROPA PRESS) -

La patronal de la perfumería y cosmética, Stanpa, no da "ninguna credibilidad" al estudio de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), en el que se basaría para solicitar la retirada de dos cremas solares infantiles por presuntamente ofrecer menor factor de protección del indicado.

"Los resultados publicados por OCU, deberían ser contrastados en varios laboratorios con las diferentes fórmulas testadas, ya que acusar injustificadamente de que un producto 'no cumple' con pruebas realizadas en un solo laboratorio del que se desconoce la metodología seguida y las condiciones del ensayo, es grave e insuficiente para
asegurar tal afirmación", señala en un comunicado.

En España, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios es quien puede evaluar los estudios científicos de eficacia y seguridad que realizan las compañías, y utilizan para sustentar con datos las alegaciones que aparecen en los etiquetados de los productos.

Ante este afirmación, recuerda que "la OCU no tiene conocimiento científico ni personal cualificado para hablar de un tema de tal complejidad como es el cálculo del SPF en un protector solar infantil".

Por otro lado, la Unión Europea dispone de una de las legislaciones muy restrictivas en términos de cumplimiento y seguridad para el sector cosmético. Asimismo, la totalidad de las Autoridades Sanitarias de todos los Estados Miembros y la Comisión Europea tienen a su disposición los expedientes de información de los productos, y pueden comprobar la validez y fiabilidad de los ensayos realizados.

También hay que tener en cuenta que se trata de un producto cosmético infantil, que están sujetos a estrictas evaluaciones y estándares de calidad y seguridad que garantizan la veracidad de las alegaciones sobre sus niveles de protección.

NO HA UTILIZADO METODOLOGÍAS CONTRASTADAS

El estudio sobre protectores solares infantiles publicado por OCU, añade, "no cumple ninguno de los requisitos de la investigación científica actual. No indica dónde se ha realizado ni quien es el equipo investigador, ni describe la metodología seguida".

"Para su elaboración no se han utilizado metodologías contrastadas y no se han tenido en cuenta todos los métodos de experimentación necesarios para realizar conclusiones que puedan servir de guía de uso para los consumidores", advierten desde Stanpa.

La patronal también recuerda que el FPS se determina con métodos estandarizados y reproducibles, y recuerda que se rigen por la Norma ISO 24444:2010, "estandarizada e internacionalmente aceptada", que contempla estos métodos tiene en cuenta diferentes parámetros que son esenciales en la protección solar, como las latitudes y longitudes geográficas, las variaciones en función de la hora del día, así como la estación del año, para que los productos de protección solar sean ensayados reproduciendo la radiación UVA y UVB que llegan a la Tierra.

Este método, concluye, "es una técnica muy compleja de llevar a cabo", y requiere tener personal altamente cualificado, con conocimiento específico, y bien entrenado para poder dar una correcta interpretación de los resultados obtenidos.