Actualizado 25/02/2020 13:58:36 +00:00 CET

Los partidos piden prudencia ante el coronavirus y el PP critica que el ministro vaya a la mesa con Torra

Una enfermera de la unidad de cuidados intensivos explica a sus compañeros de equipo las medidas de seguridad a seguir contra el coronavirus, en China
Una enfermera de la unidad de cuidados intensivos explica a sus compañeros de equipo las medidas de seguridad a seguir contra el coronavirus, en China - Agencia Xinhua

MADRID, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los grupos parlamentarios del Congreso han llamado a la prudencia ante la crisis del coronavirus y, en su mayoría, han valorado que el ministro de Sanidad, Salvador Illa, esté informándoles de la actualidad sobre este tema. Aún así, el PP ha criticado que en medio de esta situación, Illa vaya a estar mañana en la mesa de diálogo entre el Gobierno y Cataluña.

Un nuevo caso de coronavirus se ha detectado en España. En concreto en Tenerife, en donde un ciudadano italiano ha tenido que ser ingresado al dar positivo por este virus. Además, la Policía Nacional está custodiando el hotel en el que se alojaba, con sus más de 1.000 clientes y trabajadores en su interior pasando una cuarentena.

Esta situación coincide con las declaraciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en las que pide al mundo que se prepare para una "potencial pandemia".

Aún así, los partidos han optado por la prudencia. La portavoz parlamentaria de los socialistas, Adriana Lastra, ha pedido "confianza" en la labor del Ejecutivo y en el Sistema Público de Salud español, "uno de los mejores del mundo", según ha indicado.

"No hay alarma, pero sí estamos en alerta", ha señalado la diputada, en un discurso muy similar al de su homólogo de Unidas Podemos, Pablo Echenique. El portavoz morado ha destacado que el Ejecutivo "está haciendo todo lo que tiene que hacer" y ha celebrado que los profesionales y los medios de comunicación estén trabajando en "no amplificar una alarma" para la que "no hay base".

VOX TIENE SUS "RESERVAS"

El PP, por su parte, ha indicado que no entra en el juego del "alarmismo" y que el país está en un "punto de equilibro" de "acción, de prevención y de respeto a los protocolos establecidos".

"El matiz, es que quizás el lugar en el que tiene que estar este miércoles el ministro no es en una mesa de negociación con el separatismo, sino resolviendo este delicado asunto", ha declarado a los periodistas la portavoz 'popular' en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, antes de apuntar que Illa cuenta con "todo el respaldo" de su formación para que su gestión se haga "de la manera más eficaz posible".

Prudencia ha pedido también el dirigente de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, asegurando que en este tema no se debe ceñir a intereses partidistas. Según ha explicado, prefiere "desear que el Gobierno lo haga bien", aunque reconoce que tiene sus "reservas" sobre "algunos aspectos". "Lo que deseo es que las cosas se hagan bien, se pongan los controles necesarios, seamos todos prudentes y que por tanto consigamos que en España no se extienda como parece que se está empezando a extender en otros países", ha declarado.

Sin embargo, posteriormente su presidente, Santiago Abascal, ha criticado en un tuit que "aún ni se toma la temperatura a los viajeros procedentes de China o Italia. Están tan empeñados en derribar fronteras que ni siquiera se ponen medidas mínimas que dicta el sentido común. Hay que tomar medidas urgentes para controlar a los viajeros procedentes de zonas de riesgo", insta.

Tanto Esquerra Republicana (ERC), como Ciudadanos y PNV han asegurado que el ministro de Sanidad se está poniendo en contacto con todos los grupos para informarles de la situación. "Y comunica muy bien y eso siempre es bueno", ha indicado el portavoz del partido independentista, Gabriel Rufián.

El diputado catalán "confía" en la gestión de Illa, mientras que su homólogo naranja, Edmundo Bal, ha asegurado que "siempre que se tomen medidas eficaces, su partido estará siempre "del lado" del Ejecutivo en este tema. Finalmente, para el portavoz de PNV, Aitor Esteban, la gestión del coronavirus se está haciendo "razonablemente bien" y recuerda que todavía no se ha entrado en situación de crisis.