Actualizado 02/11/2011 15:30 CET

Pajín dice que "ahora corresponde a las comunidades cumplir con su compromiso" de pago farmacéutico

Leire Pajín
EUROPA PRESS

ALICANTE, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Sanidad, Leire Pajín, se ha referido a la deuda de las autonomías con las farmacias, para insistir en que el Gobierno de España "ha puesto encima de la mesa todos los instrumentos, y ahora corresponde a las comunidades autónomas cumplir su compromiso, agotar el diálogo y poner encima de la mesa medidas".

Al término del acto de inauguración de la jornada sobre 'la Estrategia Española sobre Discapacidad 2012-2020' celebrada este miércoles en Alicante, Pajín ha recordado que el Ministerio de Sanidad prevé ahorrar 2.000 millones de euros con la extensión del uso de los genéricos.

En su primer día de aplicación, la ministra ha confiado en que "empiece a funcionar con toda normalidad", si bien, según ha reconocido, "los cambios siempre requieren de un ajuste, de una nueva cultura".

"Pero creo que merece la pena saber que los ciudadanos tienen a su disposición las mismas medicinas con todas las garantías, costándoles más barato a su bolsillo, y costándole mucho más barato al sistema, precisamente para garantizar prestaciones, para que no haya recortes, y para seguir manteniendo un sistema nacional de salud, que los socialistas priorizamos".

Por otra parte, ha instado a la Generalitat valenciana a que, "con el ahorro obtenido a partir de hoy con el uso de genéricos en las farmacias y con el presupuesto que debería estar y falta, sea capaz de garantizar prestaciones y pagar a los proveedores".

"Les insto porque es su obligación y porque además debe de ser una prioridad, por encima de otras, en la Comunitat Valenciana y en la provincia de Alicante", ha añadido.

FARMACÉUTICOS DE ALICANTE

Asimismo, en el caso de la provincia de Alicante, ha asegurado que los farmacéuticos no van a cobrar a los propios pacientes las recetas como ha dicho "alto y claro" el presidente del Colegio de Farmacéuticos de Alicante, Jaime Carbonell --que también ha confirmado este punto a Europa Press-- y ha recordado que este colectivo es "profundamente responsable y así lo han demostrado durante mucho tiempo".

"Ahora bien, lo que no se les puede pedir tampoco es tengan que cerrar porque la Generalitat valenciana incumple con su compromiso", ha remarcado. "Yo confío y espero que (la Generalitat) esté a la altura, que dialogue todo lo que tenga que dialogar y que encuentre todas las medidas que tenga que encontrar pero que, desde luego, pague a las farmacias".

En este sentido, ha puntualizado que éste es "un derecho ciudadano, de una prestación sanitaria como otra cualquiera, y de medicinas de las que dependen muchos ciudadanos".

"Además quiero recordar que tiene además ayuda del Gobierno de España, que ha puesto medidas de ahorro precisamente para garantizar esas prestaciones, y por tanto, ahora quien debe cumplir es la Generalitat valeciana", ha reiterado.

Entre las ayudas de las que disponen las comunidades autónomas para afrontar el pago a sus proveedores farmacéuticos, la ministra ha resaltado la línea de créditos ICO anunciada en su día junto al decreto por el Consejo de Política Fiscal y Financiera.