Publicado 29/06/2021 12:02CET

Padres de estudiantes cordobeses confinados en Mallorca por el Covid piden ayuda al Ayuntamiento para su retorno

Estudiante gallega confinada en una habitación del hotel Bellver de Mallorca por el macrobrote que afectó a jóvenes participantes en viajes de fin de curso a la isla.
Estudiante gallega confinada en una habitación del hotel Bellver de Mallorca por el macrobrote que afectó a jóvenes participantes en viajes de fin de curso a la isla. - EUROPA PRESS-CEDIDA

CÓRDOBA, 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un grupo de padres de los más de 140 alumnos cordobeses de Secundaria y Bachillerato que, según afirman, aún siguen confinados en Mallorca, muchos de ellos "con PCR negativa" y sin haber tomado parte en el concierto origen del macrobrote de Covid-19 que ha afectado a cientos de estudiantes de varias comunidades autónomas en viaje de fin de curso en la isla, han pedido este martes al Ayuntamiento de Córdoba que les "ayude a organizar el viaje" de vuelta a la capital cordobesa de sus hijos.

En este sentido y en declaraciones a Canal Sur Televisión recogidas por Europa Press, Enrique Marín, padre de uno de los estudiantes cordobeses confinados en un hotel medicalizado en Mallorca, ha explicado que los padres, que han sido atendidos en Alcaldía, que les dará esta tarde una respuesta, esperan la asistencia del Consistorio y la "implicación" de la Consejería de Salud, para que, en coordinación con la agencia de viajes con la que contrataron el viaje de fin de curso de sus hijos, se organice ahora su retorno a Córdoba.

Marín ha aclarado que los padres no reclaman que se les pague el coste de dicho regreso, algo que estan "dispuestos a asumir", después de que, por su confinamiento, los jóvenes hayan perdido el vuelo de vuelta Andalucía, sino que "se organice su vuelta en las mismas condiciones en las que se fueron".

Los padres, además, según ha señalado Marín, asumen que se imponga una "cuarentena" cuando ésta está justificada, "pero no que se nos engañe con lo de que han tenido contacto estrecho" con contagiados, para así retenerlos, aún teniendo PCR negativas hechas en el propio hotel medicalizado donde están confinados, como es el caso de su hijo.

A este respecto, Enrique Marín hijo, por un lado, y una joven estudiante granadina, Lucía López, por otro, han asegurado, desde sus respectivas habitaciones del citado hotel medicalizado, que se les trasladó al mismo asegurando que era para hacerles una PCR y que, "si dábamos negativo, nos podríamos ir".

Sin embargo, aún habiendo dado negativo en la prueba, se les ha obligado a quedarse en el hotel en cuarentena, "sin poder siquiera salir al pasillo" desde sus habitaciones, por supuestamente haberse detectado positivos en sus respectivos hoteles de origen en Mallorca, pero no por asistir al citado concierto, que tuvo lugar días antes de su llegada a la isla.

De esta forma, los estudiantes cordobeses, si no desarrollan el coronvirus, podrían regresar a partir del próximo 5 de julio, y para que vuelvan todos juntos y de forma organizada es para lo que ahora piden ayuda al Ayuntamiento y a la Junta los padres de los jóvenes confinados, que están siendo "retenidos en unas condiciones inhumanas", según ha afirmado Enrique Marín padre.