Actualizado 07/06/2013 17:09

Los pacientes que utilizan la sanidad pública y privada ahorran unos 569 euros al SNS

Enfermeras, enfermos, hospital
HOSPITAL CENTRO DE CUIDADOS LAGUNA

CÓRDOBA, 7 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los pacientes que hacen uso tanto de la sanidad pública como de la privada permiten ahorrar al Sistema Nacional de Salud (SNS) unos 569 euros, según ha asegurado el director de Operaciones del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS), Manuel Vilches, durante la Jornada 'Sanidad privada: ¿por qué es tan necesaria?', organizada por el instituto.

Y es que, el sector sanitario privado cuenta en España con 6,8 millones de asegurados que copagan voluntariamente su seguro de salud. Un hecho que, según ha insistido Vilches, permite ahorrar importantes costes al SNS y, por tanto, contribuir a su sostenibilidad.

"La sanidad privada libera recursos a la pública gracias a que da servicio a unas 7 millones de personas, garantiza un óptimo nivel asistencial de la población, colabora y da respuesta a una necesaria complementariedad en el sector sanitario, genera empleo altamente cualificado, utiliza tecnología avanzada y tiene un elevado peso económico en el sector productivo español", ha recalcado el experto.

Por ello, el director de Operaciones del IDIS ha destacado la importancia que tiene la colaboración entre la sanidad pública y privada ya que, "llevada al máximo", puede permitir evitar el "crack sanitario" al que parece estar abocado el SNS por su "elevado" gasto.

"Esto puede suponer también un desahogo de las listas de espera y, al mismo tiempo, permite ofrecer asistencia sanitaria en aquellas zonas geográficas en las que no se cuenta con infraestructura suficiente. De hecho, los conciertos suponen un ahorro significativo para el sistema público ya que, por ejemplo, si algunos procedimientos se hicieran mediante conciertos el sector público se podría ahorrar entre un 15 y un 70 por ciento", ha apostillado.

Asimismo, Vilches ha apostado por incorporar medidas como la ampliación del mutualismo administrativo a otros colectivos como funcionarios de las comunidades autónomas y corporaciones locales y provinciales ya que, a su juicio, podría generar un ahorro de 956 millones de euros a la sanidad pública.

Del mismo modo, ha considerado conveniente la desgravación fiscal de los seguros privados para reducir las listas de espera y descargar gastos al SNS. En concreto, ha abogado por la desgravación del seguro de salud a las rentas inferiores a 30.000 euros ya que, según ha asegurado, podría hacer crecer un 15 por ciento el número de asegurados.

"Esto equivaldría a que aproximadamente un millón de personas salga de manera, total o parcial, del sistema público generando una descarga anual de entre 631 y 1.225 euros per cápita", ha puntualizado.

EL 30% DE LAS INTERVENCIONES QUIRÚRGICAS SE HACEN EN LA PRIVADA

Por otra parte, el vicepresidente del IDIS, Luis Mayero, ha negado algunos "mitos" sobre la sanidad privada, recordando que este sector efectúa el 30 por ciento de las intervenciones quirúrgicas, posee más del 50 por ciento de los equipamientos de alta tecnología y que, por tanto, "no sólo sirve para realizar partos".

"La sanidad privada cuenta con los mismas prestaciones que la pública y posee muy buenos profesionales capaces de realizar cualquier tipo de intervención. Lo único que no puede hacer el sector sanitario privado son trasplantes ya que la legislación vigente no lo permite", ha explicado Mayero.

Dicho esto, el vicepresidente del IDIS ha recordado el Barómetro de la Sanidad Privada 2013, presentado recientemente y que, entre otras cosas, muestra que los usuarios puntúan al sector con una nota media de 7,4 sobre 10 y hasta un 89 por ciento recomendaría su uso a familiares o amigos.

Además, este estudio ha desvelado que los pacientes están satisfechos con la atención recibida durante el ingreso hospitalario (8,6 de nota), al igual con la atención asistencial en Urgencias y la consulta de Atención Primaria y Especializada (7,9 y 7,8 puntos, respectivamente).

"Todo esto demuestra que la sanidad privada desarrolla actividades de alta complejidad que nada tienen que ver con los nacimientos. La presentación de todos estos resultados pone de manifiesto que los hospitales privados no son ni más ni menos que los públicos. No obstante, la sanidad privada cuenta con parámetros que miden los resultados en los hospitales, cuantifican la satisfacción de los usuarios y mantienen una evaluación constante en la mejora permanente", ha zanjado.