Publicado 01/06/2020 12:34CET

Pacientes trasplantados defienden que el COVID-19 "no debe eclipsar la donación de órganos"

El Hospital Vall d'Hebron anuncia el primer trasplante pediátrico del Estado a una adolescente con cardiopatía congénita que ha superado el Covid-19, en Barcelona, Catalunya (España), a 15 de mayo de 2020.
El Hospital Vall d'Hebron anuncia el primer trasplante pediátrico del Estado a una adolescente con cardiopatía congénita que ha superado el Covid-19, en Barcelona, Catalunya (España), a 15 de mayo de 2020. - David Zorrakino - Europa Press

MADRID, 1 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los miembros de la Asociación de Enfermos y Trasplantados de corazón y pulmón de Euskadi (ATCORE), de la Asociación de Trasplantados y Enfermos Hepáticos de Euskadi (Renacer) y de la Asociación de Trasplantados de Médula Ósea y Enfermos Hematológicos de Euskadi (Egute) han destacado que la COVID-19 "no debe eclipsar la donación de órganos porque se necesita para derrotar a otras enfermedades y, por tanto, salvar vidas".

Dichas asociaciones han hecho este llamamiento con motivo del Día Nacional del Donante, miércoles 3 de junio. En esta fecha, tradicionalmente, ATCORE, Renacer y Egute realizan varias actividades divulgativas de concienciación que este año no han podido llevarse a cabo por la emergencia sanitaria de la COVID-19 y, por ello, "quieren que su mensaje llegue más que nunca". En este contexto, destacan que "son conscientes de la magnitud e impacto que está teniendo la pandemia de la COVID-19 y entienden las dificultades para llevar a cabo la donación de órganos durante este periodo".

España ha realizado 274 trasplantes de órganos de 127 donantes durante la crisis sanitaria causada por la COVID-19, pese a las enormes dificultades que supuso el pico de la pandemia. Estas cifras suponen una media de 4 trasplantes al día. Los trasplantes que se han realizado han requerido de un análisis basado en el riesgo/beneficio del paciente receptor. Los trasplantes se han priorizado en aquellos casos que no se podían demorar, denominados urgencia 0 y que, si no llegan a realizarse, comportaban un riesgo de fallecimiento elevado.

Sin embargo, desde ATCORE, Egute y Renacer subrayan que, "una vez que se ha ralentizado la expansión del virus y que ya se conoce su manejo, es el momento de que la población mire hacia otras enfermedades y problemas sanitarios que también necesitan de una respuesta". "Agradecemos siempre, y queremos hacerlo de nuevo, a la población de Euskadi su gran implicación, como demuestran los más de 2.500 trasplantes que se han realizado en los últimos diez años, pero queremos pedirles que no se oliven de nosotros y que vuelven a mantener los esfuerzos. Euskadi registró el año pasado una tasa de 65 donantes por millón de habitantes (pmp). Esos datos consolidan la ratio superior a 60 donantes pmp del último lustro y nos mantiene a la vanguardia internacional, pero tenemos que seguir así", subrayan.