Publicado 24/05/2022 16:05

Pacientes, médicos y sindicatos denuncian la falta de transparencia del 'Estudio CIBERPOSTCOVID'

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, en la jornada 'La obesidad: una prioridad política, sanitaria y social', organizada por Obesity Policy Engagement Network (OPEN) en el Congreso de los Diputados. En Madrid (España), a 20 de mayo de 2022.
La ministra de Sanidad, Carolina Darias, en la jornada 'La obesidad: una prioridad política, sanitaria y social', organizada por Obesity Policy Engagement Network (OPEN) en el Congreso de los Diputados. En Madrid (España), a 20 de mayo de 2022. - CONGRESO DE LOS DIPUTADOS

MADRID, 24 May. (EUROPA PRESS) -

La Plataforma de Colectivos y Asociaciones de Pacientes Long Covid ACTS, la Asociación Long Covid Aragón, el Colectivo Covid 19 Persistente Madrid, junto con la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), el Sindicato de Enfermería (Satse) y la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos han denunciado la "falta de transparencia" del 'Estudio CIBERPOSTCOVID', encargado por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar y el Ministerio de Ciencia e Innovación al Instituto de Salud Carlos III, con el objetivo de definir el Covid Persistente/Long Covid en España.

En septiembre de 2021 el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar puso en marcha un estudio para abordar la realidad de miles de pacientes que tras haber padecido la COVID-19 continuaban y continúan, durante meses, arrastrando síntomas incapacitantes que les impiden volver a su estado de salud anterior a la enfermedad y retomar su actividad laboral.

Apenas una decena de pacientes participaron en la fase inicial del Estudio en la que se comenzaron a detectar algunas irregularidades y problemas. El estudio que se realizaba por medio de un cuestionario de opinión, permitía a los participantes cambiar sus respuestas tras conocer las de los demás; una misma persona podía contestar varias veces al cuestionario computándose por duplicado; el estudio podía ser contestado por personas sin experiencia alguna o relación con la enfermedad.

Igualmente desde una fase muy inicial, se refleja la falta de multidisciplinariedad en el equipo, sobredimensionando unas especialidades médicas frente a otras (se focaliza en la problemática respiratoria frente a otras) y con ausencia de algunas disciplinas que tienen una importante trayectoria investigadora en la materia.

Además, se confunde esta enfermedad con las secuelas y daños orgánicos que también puede dejar la COVID-19, llegando a achacar los problemas a otras patologías o comorbilidades previas que nada tienen que ver con la Covid Persistente o Long Covid.

"Un estudio con una participación de pacientes que no llega al 6% y en el que apenas han participado 300 personas, no puede alcanzar los estándares de calidad propios del Instituto de Salud Carlos III, ni debería ser respaldado por ningún organismo oficial y mucho menos, servir de base al Gobierno para elaborar el abordaje de esta enfermedad. Ello supondría dejar de lado a cientos de miles de pacientes con Covid Persistente o Long Covid, muchos de los cuales son, además, profesionales sanitarios y sociosanitarios contagiados en el ejercicio de su profesión por falta de medios de protección lo que ha supuesto dramáticas consecuencias en sus vidas a todos los niveles", han dicho las organizaciones.