Pacientes con Fibromialgia piden a Sanidad un plan que les garantice cobertura socio-sanitaria "mínima" en toda España

Actualizado 10/05/2011 21:36:44 CET

MADRID, 10 May. (EUROPA PRESS) -

La Confederación Nacional de Fibromialgia y Fatiga Crónica ha pedido al Ministerio de Sanidad, de cara al Día Mundial de la Fibromialgia y el Síndrome de Fatiga Crónica, que se celebra este jueves, 12 mayo, que lleve al Consejo Interterritorial un plan para el abordaje de estas enfermedades que garantice, al menos, la cobertura socio-sanitaria "mínima" en todas las comunidades autónomas.

Asimismo, ha reclamado que se incluyan en el Baremo de Discapacidades las de origen orgánico "al mismo nivel que están reconocidas las de origen físico o psíquico" y que se impulsen ayudas "para mejorar y elaborar protocolos de evolución de incapacidades, contemplando disfunciones familiares, grados de apoyo a las enfermedades, merma de ingresos y pagos por incapacidades laborales.

También consideran esencial apoyar a los Centros de Evaluación Médica, financiar proyectos de investigación sobre estas enfermedades y que no tengan que ser, dicen, "los propios enfermos quienes incentiven la investigación de su propio bolsillo".

Por otra parte, solicitan a la comunidad médico-científica "una actitud positiva y de respeto" ante estos pacientes, ya que "no se puede permitir que todavía la fibromialgia y el síndrome de fatiga crónica estén en manos de creencias, confianza y voluntad por parte de algunos de los profesionales de la salud".

En este sentido, piden establecer criterios comunes sobre el diagnostico diferencial y tratamiento de estas patologías en todo el SNS, creando órganos y procesos que permitan "el flujo de operatividad desde los centros de Atención Primaria a la atención especializada, creando unidades especificas para lograr el abordaje multidisciplinar de estas patologías multisistémicas".

También consideran necesario que se aborde el problema de "falta de formación, información e insuficiencia de recursos" que sufren estos pacientes, que se transfieran con celeridad los nuevos conocimientos a la práctica profesional y que se desarrolle el Plan Integral de Atención a los Dolores Crónicos no oncológicos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoció en 1992 la fibromialgia como enfermedad tipificada en el Manual de Clasificación Internacional de Enfermedades. El Síndrome de Fatiga Crónica fue reconocido y clasificado en 1994 como enfermedad.

Ambas patologías implican procesos crónicos y sintomatologías amplios y diversos, que influyen de forma determinante sobre el desarrollo personal, familiar, social y laboral de los pacientes. Entre los síntomas, figuran el dolor generalizado, la fatiga intensa, las alteraciones del sueño, los problemas de concentración y memoria, el estrés, las contracturas musculares o las parestesias, entre otros.

A pesar de las numerosas investigaciones realizadas, aún no se conoce la etiología de fibromialgia ni se ha encontrado un tratamiento eficaz para erradicar los síntomas de la misma. Esta circunstancia supone un importante problema para el diagnóstico, pues ninguna de las dos enfermedades deja rastro en las pruebas. En la actualidad, se tardan unos siete años en diagnosticar.

En todo el mundo, podrían padecer fibromialgia entre un 4 y un 5 por ciento de la población, afectando de manera desigual a hombres y mujeres, pues estas últimas representan un 85 por ciento del número de pacientes total. En España podría haber más de 1.9 millón de pacientes y en la Comunidad de Madrid más de 200.000 personas.