Actualizado 09/04/2013 17:06:36 +00:00 CET

Los pacientes españoles dan una nota de 8,4 al funcionamiento de los ambulatorios

Sala De Espera En Ambulatorio
EUROPA PRESS

MADRID, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los pacientes españoles dan una nota de 8,4 sobre 10 al funcionamiento de los ambulatorios, según ha mostrado una encuesta realizada por Eroski Consumer con el objetivo de analizar el funcionamiento de los ambulatorios y también la opinión de los usuarios que acuden a ellos.

Para llevarla a cabo, los expertos realizaron, entre los meses de febrero y marzo, una encuesta a 960 pacientes mayores de edad de 48 centros de salud distribuidos en 12 provincias: A Coruña, Álava, Barcelona, Vizcaya, Cantabria, Guipúzcoa, La Rioja, Madrid, Murcia, Navarra, Sevilla y Valencia.

También se comprobó, mediante visita 'in situ', el estado del equipamiento y los servicios de esos ambulatorios, y se registraron los tiempos de espera y los minutos de consulta que cada médico concedía a otros 960 usuarios. Esto último se hizo anotando, cronómetro en mano, la hora de la cita previa, la de entrada del usuario a la consulta y la de salida de cada uno de los pacientes.

Más de la mitad de los 960 usuarios que participaron en la encuesta eran mujeres. Además, predominaron los que tenían una edad comprendida entre 35 y 44 años (suponen un 22%) y quienes tienen 65 años o más (otro 21%).

Así, los resultados han mostrado que los usuarios están satisfechos con el funcionamiento de los ambulatorios visitados y otorgándoles una nota de un 8,4. En este sentido, los aspectos mejor valorados son la limpieza, la accesibilidad, la cercanía y las explicaciones del médico.

Sin embargo, la puntualidad en los centros de salud es claramente un aspecto que mejorar, ya que el 86 por ciento de los pacientes cronometrados tuvieron que esperar una media de 22 minutos a entrar en la consulta del médico.

No obstante, las diferencias son "inmensas" por provincias, dado que mientras en Barcelona la media de retraso en la atención al paciente apenas alcanzó los 8 minutos, en Valencia se superaban ampliamente los 52 minutos (seis veces más).

Por su parte, la visita realizada a los centros de salud demostró que las infraestructuras son de calidad, ya que en general su limpieza y mantenimiento, seguridad, grado de accesibilidad de las instalaciones y los servicios e información que ofrecen son buenos en general.

SÓLO EL 13% SOLICITAN LA CITA DE AP POR INTERNET

Por otra parte, el estudio ha mostrado que más de la mitad solicitaron la cita en el mostrador de atención al público, un 31 por ciento por teléfono y solo un 13 por ciento a través de Internet.

En este último aspecto, destaca que fuesen los hombres quienes en mayor proporción utilizasen la Red como medio para obtener su cita (un 18 por ciento frente al 12 por ciento de las mujeres), al igual que las personas de entre 18 y 24 años (un 22 por ciento frente al escaso 8 por ciento de los mayores de 65 años que lo hicieron así).

Asimismo, de los 960 pacientes controlados, solo un 4 por ciento entró en la consulta del médico con antelación a la hora en que estaba citado. Además, el 63 por ciento de los pacientes controlados ni siquiera tuvieron que esperar y entraron una media de 13 minutos antes.

Durante los días en los que se realizó la observación, una gran proporción de los pacientes no acudieron a su cita, por lo que el resto de usuarios entraron mucho antes de la hora a la que estaban citados.

Tan solo un 10 por ciento de los pacientes cronometrados consiguió que le atendieran a la hora exacta de su cita, mientras que un 86 por ciento tuvo que esperar: más de la mitad hasta 15 minutos, un 22 por ciento entre 16 y 30 minutos, otro 19 por ciento entre 31 y 60 minutos y un 7 por ciento, 61 minutos o más.

En concreto, el tiempo medio de retraso fue de 22 minutos, aunque hay diferencias importantes por provincias. Mientras en Barcelona la media de retraso en la atención al paciente fue de 8 minutos, en Valencia se superaban ampliamente los 52 minutos (seis veces más).

El motivo es que en los centros de salud analizados en esta provincia es una práctica común que citen a tres e incluso hasta cuatro personas a la misma hora. Precisamente, este retraso lo confirmaron los 80 usuarios encuestados a la salida de los 4 ambulatorios visitados en Valencia: el 83 por ciento de ellos aseguraba que había tenido que esperar para que le atendiese el médico, incluso cifraban la espera en una media de 34 minutos.

Por último, el estudio se completó con un análisis de las instalaciones de los cuatro centros de salud seleccionados en Valencia. La calificación media final de los ambulatorios analizados es de 'bien' y ninguna provincia suspende la prueba.

En concreto, las mejores valoraciones fueron a parar a los centros de salud de Barcelona, Cantabria, Guipúzcoa, La Rioja, Murcia y Sevilla (con un 'muy bien'). Los dos únicos centros con carencias son los analizados en Navarra (obtiene un 'aceptable-bien') y los estudiados en Madrid (se queda en el 'aceptable').

Sus fallos se concentran por un lado, en la seguridad y en los servicios e información de los centros navarros y, por el otro, en la accesibilidad de los madrileños.