Publicado 08/07/2021 10:16CET

Pacientes denuncian el desabastecimiento de inmunoglobinas, utilizadas en inmunodeficiencias y enfermedades autoinmunes

MADRID, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

La asociación de pacientes GBS|CIDP España- Polineuropatías Inmunomediadas ha denunciado el "grave problema" de desabastecimiento "generalizado" de inmunoglobulinas, que se utilizan como tratamiento para el Síndrome de Guillain Barré y diversas polineuropatias de origen autoinmune, además de otros tipos de patologías.

Las inmunoglobulinas (Ig) son un hemoderivado producido a partir de las donaciones de sangre y plasma de miles de donantes, así como el tratamiento por excelencia en inmunodeficiencias y enfermedades autoinmunes.

Con la pandemia de COVID-19, los pacientes lamentan en un comunicado que las donaciones de sangre y plasma "han caído en picado" y muchas partidas de Ig se han destinado para tratar a afectados por COVID-19 y para investigar, lo que "ha provocado una escasez casi absoluta para los pacientes crónicos, muchas veces invisibles por convivir con enfermedades raras".

"Nos vemos abocados a la suspensión de tratamientos, reducción de dosis y, según parece, a una especie de 'competición' entre patologías graves e invalidantes, como las neuropatías inflamatorias o inmunomediadas. Somos raros e invisibles, pero, sumadas todas las patologías susceptibles de tratamiento con inmunoglobulinas, seguramente lleguemos a más de 100.000 personas afectadas. Los pacientes crónicos y raros nos hemos convertido en un daño colateral de la pandemia; solo falta que, además, nos nieguen el tratamiento que frena el avance de nuestras patologías", lamentan al respecto.

Por ello, hacen un llamamiento a la población general para que "todo el que pueda done sangre y plasma". "De una parte de tu sangre y plasma se extraen inmunoglobulinas, que permiten poder usar las manos, tragar, respirar y volver a andar", apuntan.

Por otra parte, solicitan que el Ministerio de Sanidad, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), centros de transfusión autonómicos y demás organismos competentes destinen "las partidas económicas necesarias para garantizar los tratamientos de inmunoglobulinas, así como que inicien una campaña para donar sangre y plasma para su obtención".

El Foro Español de Pacientes ha respaldado esta iniciativa "en defensa del derecho a la salud de los pacientes crónicos" y ha ratificado "la extrema gravedad de la situación".

Contador