Los pacientes de carcinoma colorrectal metastásico pueden curarse si responde bien a los nuevos tratamientos

Actualizado 09/10/2012 20:00:09 CET
- SIVERMAGEN

Cortés-Funes, considera que los pacientes a los que se les consigue hacer un resecado, "al menos, viven el doble que los pacientes que no pueden operarse"

MADRID, 9 Oct. (EUROPA PRESS) -

Si los pacientes de carcinoma colorrectal metastásico responden bien a los nuevos tratamientos, "se les puede quitar el tumor residual" y tienen opciones "de hasta curarse", según ha asegurado a Europa Press el jefe de Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid, el doctor Hernán Cortés-Funes.

Con motivo de la reunión que este martes celebran expertos del Grupo de Trabajo Oncológico de Centros Hospitalarios del Sur de Madrid (Oncosur), este especialista pertenecientes al mismo afirma que "si los pacientes responden rápido al tratamiento, tienen muchas posibilidades de resecar el tumor residual y sobrevivir a largo plazo e, incluso, de curarse". Así lo ha afirmado el doctor, a pesar de que "suene raro".

No obstante, incide en esta sentencia al afirmar que "cuando se seleccionan los pacientes para hacer resecados" de tumores, éstos, "al menos, viven el doble que los pacientes que no pueden operarse". Es más, en los que se elimina todo el residuo de enfermedad, ésta "no vuelve a salir en mucho tiempo e, incluso, pueden salir adelante para siempre". "Es decir, una curación".

En este sentido, Cortés-Funes anuncia que a la cita de Oncosur va a acudir el jefe de la Unidad de Cirugía Oncológica del Centro Hepatobiliar del Hospital Universitario Paul Brousse de París (Francia), el doctor René Adam, que "ya hace mucho tiempo, en pacientes con carcinoma colorrectal con metástasis hepáticas, y que respondieron bien al tratamiento, se les consiguió retirar los residuos". Estos enfermos oncológicos "tuvieron unas curas absolutamente buenas" y una gran supervivencia a largo plazo, indica.

A todo ello han ayudado los tratamientos actuales, que "cada año están mejorando, y se pueden mejorar aún más", sostiene. Al hilo de ello, explica que el paciente de cáncer colorrectal, "hace cuatro o cinco años tenía una supervivencia muy corta, vivía meses y se moría por la progresión a nivel hepática de la enfermedad", ya que el hígado es "el primer escalón metastático que tiene".

Sin embargo, ahora, los enfermos "viven hasta tres años", y esa supervivencia "permite que, con el tiempo, se vayan beneficiando de múltiples tratamientos nuevos que van saliendo". En su opinión, incrementar la supervivencia de los pacientes "es brindarle oportunidades para el futuro a los pacientes".

EL TRATAMIENTO SE BASA EN QUIMIOTERAPIA Y ANTICUERPOS MONOCLONALES

En cuanto al tratamiento indicado en sí, Cortés-Funes señala a "las nuevas quimioterapias y a la aparición de anticuerpos monoclonales, y la combinación de ambos". Respecto a estos últimos, el responsable de Oncología del Hospital 12 de octubre manifiesta que "son unas proteínas que complementan la acción de la quimioterapia y que aumentan la respuesta, como ocurre en el caso del 'Cetuximab'".

Sin embargo, este no ha sido el único fármaco que ha aparecido en los últimos tiempos, ya que en el Congreso de la Sociedad Europea de Medicina Oncológica (ESMO, por sus siglas en inglés) celebrado recientemente se han presentado otros como el 'TDM-1' (Roche) para el cáncer de mama, el cual "se va a incorporar pronto a la terapia", observa.

Otra de las cuestiones que ha hecho mejorar el tratamiento de estos tumores es la multidisciplinaridad reinante en su abordaje. En él, "participan los cirujanos, que operan al primitivo, incluso aunque haya metástasis", reconoce el galeno.

Prueba de estos avances en conjunto es el incremento de la esperanza de vida de los pacientes de otros tumores también metastatizados, en los cuales se ha "cronificado" la enfermedad y mejorado las condiciones, asegura el experto. Así, las enfermas de cáncer de mama "viven muchos más años que los del colorrectal", y los de pulmón "han pasado de vivir semanas desde el diagnóstico a superar el año de supervivencia", afirma.

Además, Cortés-Funes destaca que "España tiene un sistema sanitario muy bueno y unidades de Oncología tremendamente capacitadas, y que participan en investigación". Por ello, considera que a los pacientes españolas "se les brindan todos los avances".

Por último, indica que "se ha avanzado mucho" en la previsión de metástasis, ya que si antes se determinaban los factores de riesgo de recaída por el tamaño del tumor, su cercanía a ganglios o por dejar residuos celulares; "hoy se determina por el perfil genético del tumor".