Las organizaciones contra el Real Decreto 16/2012 califican de "esperanzador y muy positivo" el encuentro con Montón

Carmen Montón se reúne con entidades sociales para la vuelta de la universalidad
MINISTERIO DE SANIDAD
Publicado 22/06/2018 11:25:37CET

Piden eliminar las figuras de asegurado y beneficiario en la asistencia sanitaria, y revertir los copagos y la "exclusión de más de 400 medicamentos de la financiación pública"

MADRID, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

Las más de 300 organizaciones que integran la Red de Denuncia y Resistencia al Real Decreto-Ley 16/2012 (Reder) han calificado de "esperanzador y muy positivo" el encuentro que han mantenido sus representantes este miércoles con la ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Carmen Montón, para comenzar el proceso de retorno de la asistencia sanitaria univeral en España.

A través de un comunicado, las entidades han valorado "especialmente" que desde el Gobierno se cuente con la sociedad civil en la elaboración y seguimiento de la nueva política sanitaria. "La ministra escuchó de manera muy abierta las recomendaciones planteadas y se comprometió a intentar incorporarlas en la nueva normativa", se congratulan desde la plataforma.

Otro aspecto que, a su juicio, es "muy destacable" es la concepción de la salud como derecho fundamental a la que se adhiere Montón, quien anunció "estar dispuesta a cambiar todo lo que haga falta para garantizar este derecho".

"Al contrario de lo que supuso el Real Decreto-Ley, impuesto por el Gobierno del PP sin consultar y contra el criterio de la sociedad civil, la elaboración de la nueva política sanitaria ha comenzado contando con la participación de aquellas organizaciones que hemos estado plantando cara a la exclusión sanitaria desde el primer momento y que conocemos de primera mano cuales han sido sus devastadores efectos, gracias a nuestro trabajo directo con personas en situación de vulnerabilidad", señalan estas entidades sociales, que de hecho fueron felicitadas y reconocidas por la ministra.

En esta línea, reivindican el papel ejercido por la sociedad civil durante estos seis años, "sin la cual no se puede entender el momento actual". "Desde profesionales del sector sanitario que ejercieron de forma valiente la objeción de conciencia y siguieron atendiendo a todas las personas sin distinción, a todas las personas y organizaciones que se movilizaron para tejer redes de apoyo y acompañamiento para que nadie se quedara sin asistencia sanitaria. El trabajo incansable ha permitido mantener la cuestión en agenda y fortalecer los argumentos sobre los que ahora se sustenta este cambio", resaltan.

ELIMINAR EL COPAGO Y LAS FIGURAS DE ASEGURADO Y BENEFICIARIO

Durante la reunión, desde Reder también trasladaron a los responsables del Ministerio algunas de sus recomendaciones para continuar mejorando el Sistema Nacional de Salud. La primera de esas medidas es "recuperar la noción de la salud como un derecho inalienable de todas las personas, sin distinción de raza, sexo, nacionalidad o situación administrativa". Para ello, reclaman la eliminación de las figuras de asegurado y beneficiario.

"Queremos recordar que, si bien las personas en situación irregular fueron las principales víctimas de la injusticia perpetrada en 2012, no han sido las únicas. Colectivos como las familiares ascendientes que llegan a España fruto de un proceso de reagrupación familiar, o personas de nacionalidad comunitaria y bajos recursos han sufrido también los efectos de la exclusión sanitaria y no pueden quedarse fuera de la nueva cobertura sanitaria", recuerdan.

En segunda instancia, consideran que deben revisarse los copagos farmacéuticos introducidos en 2012, así como "la exclusión de más de 400 medicamentos de la financiación pública que afecta de forma desproporcionada a las personas más vulnerables". "El objetivo primordial de la nueva norma debe ser evitar que nadie se quede al margen del sistema. Por tanto, debe garantizarse que ningún requisito administrativo que se exija acabe suponiendo una barrera insalvable para acceder a la asistencia sanitaria", explican.

Por último, piden que la nueva normativa sobre universalidad venga acompañada de campañas formativas al personal administrativo y sanitario para una correcta aplicación de la misma, así como iniciativas divulgativas a la sociedad en general, orientadas a "mejorar la comprensión del SNS, sus características y bondades en términos de disponibilidad, accesibilidad, aceptabilidad y calidad".