ONUSIDA, UNICEF y OMS urgen a acelerar la lucha contra VIH en África occidental y central

Lucha contra el vih
MSF - Archivo
Actualizado 16/01/2019 12:53:33 CET

MADRID, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

ONUSIDA, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) han instado a los países de África occidental y central a "hacer más" para detener las nuevas infecciones de VIH entre niños y adolescentes, así como aumentar la disponibilidad de pruebas de VIH y ampliar la cobertura de tratamiento.

"Tienen una oportunidad real de crear un cambio positivo para los niños y los jóvenes. Los problemas subyacentes que incluyen la falta de inversión doméstica, los sistemas de salud frágiles, las tarifas de los usuarios, la desigualdad de género y el estigma y la discriminación generalizados deben abordarse con urgencia para eliminar barreras y salvar vidas", ha explicado el director ejecutivo de ONUSIDA, Michel Sidibé, en una reunión entre estas entidades en Dakar (Senegal).

En 2017, alrededor de 67.000 niños (de 0 a 9 años) y 69.000 adolescentes (de 10 a 19 años) se infectaron con el VIH. Dos tercios (46.000) de adolescentes recién infectados con el virus eran niñas. Si bien se han observado avances en la prevención de nuevas infecciones por el VIH en niños en algunos países, once estados registraron una reducción de más del 35 por ciento entre 2010 y 2017; otros, entre ellos Nigeria, que tiene la mayor epidemia en la región, no experimentaron descensos.

En el África occidental y central, cerca de 800.000 niños y adolescentes de edades comprendidas entre 0 y 19 años vivían con el VIH en 2017, el segundo número más alto del mundo después de África oriental y meridional.

"La mayoría de los niños que viven con VIH en esta región no están recibiendo atención y tratamiento porque no saben que tienen el VIH, ya que no han sido evaluados. Podemos revertir esa tendencia desplegando tecnologías innovadoras de puntos de atención, que acerquen las pruebas a los centros de Atención Primaria de salud y las comunidades donde viven los niños", ha señalado la directora regional de UNICEF para África Occidental y Central, Marie-Pierre Poirier.

"NO DEBEMOS PERDER MÁS TIEMPO"

Menos de la mitad de todas las mujeres embarazadas que viven con VIH en la región (47%) tuvieron acceso a medicamentos antirretrovirales para prevenir la transmisión del virus a sus hijos, y solo el 21 por ciento de los bebés expuestos al virus se hicieron la prueba en los primeros dos meses de vida.

"No debemos perder más tiempo el futuro de África con respecto al sida. El tratamiento eficaz del VIH en niños y adolescentes requiere servicios de salud sólidos y de calidad. Al comprometerse con la cobertura universal de salud, los países pueden acelerar el progreso hacia una generación libre de sida en África occidental y central", ha asegurado el director regional de la OMS para África, Matshidiso Moeti.

Aunque ha habido algunos avances en la cobertura de la terapia antirretroviral para niños en esta zona, que aumentó de 18 por ciento en 2014 a 26 por ciento en 2017, África occidental y central todavía tienen la cobertura más baja del mundo. Alrededor de 52.000 niños y adolescentes de entre 0 y 19 años murieron a causa de enfermedades relacionadas con el sida en 2017, de los cuales 34.000 murieron antes de cumplir cinco años.

En la declaración política de 2016 de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre el fin del sida, los países de estas regiones se comprometieron a trabajar para reducir el número de nuevas infecciones de VIH entre niños y jóvenes adolescentes (menores de 15 años) hasta 6.000 y garantizar el acceso al tratamiento para 340.000 niños y jóvenes adolescentes (menores de 15 años) para el año 2020.

Sin embargo, estas tres entidades advierten de que los compromisos para acelerar la respuesta al VIH "no han sido acompañados por un aumento en la movilización de recursos". Los recursos totales necesarios para una respuesta efectiva en África occidental y central fueron un 81 por ciento mayores que los fondos disponibles en 2017, indican.

Durante la cumbre celebrada en Dakar, además, Australia ha anunciado que va a realizar una inversión de casi mil millones de euros en fondos adicionales a ONUSIDA para la prevención del VIH en la región de Asia y el Pacífico.