Publicado 20/03/2020 18:55:09 +01:00CET

ONUSIDA pide que la respuesta contra el coronavirus tenga un enfoque centrado en los derechos humanos

La nueva directora ejecutiva de ONUSIDA, Winnie Byanyima.
La nueva directora ejecutiva de ONUSIDA, Winnie Byanyima. - OXFAM INTERNATIONAL - Archivo

MADRID, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

ONUSIDA ha pedido a los países que adopten un "enfoque basado en los derechos humanos" para responder a la pandemia de coronavirus, que sitúe a "las comunidades en el centro y respete los derechos y la dignidad de todos".

Para ayudar en este objetivo, ONUSIDA ha elaborado un nuevo documento de orientación que aprovecha las principales enseñanzas extraídas de la respuesta a la epidemia del VIH. Sus nuevas recomendaciones se basan en las leyes y obligaciones internacionales de derechos humanos y dejan claro que la respuesta a la epidemia "no es una cuestión de equilibrar la salud pública y los derechos humanos, sino más bien que para que la respuesta sea satisfactoria y eficaz es necesario que nos atengamos a los principios de los derechos humanos".

"Las respuestas exitosas a las pandemias siempre se basan en el respeto de los derechos humanos y el liderazgo comunitario. Los países que han hecho los mayores avances en la reducción del impacto del VIH lo han hecho mediante la adopción de enfoques que facultan a las comunidades para realizar pruebas de detección, análisis y tratamiento si es necesario y para protegerse a sí mismos y a otros de la adquisición del virus", ha comentado la directora ejecutiva de ONUSIDA, Winnie Byanyima.

En la guía se presentan las principales enseñanzas de la respuesta al VIH/sida para un enfoque eficaz de las emergencias de salud pública basado en los derechos humanos. Abarcan desde la lucha contra el estigma y la discriminación hasta el establecimiento de prioridades en las medidas para llegar a los más vulnerables, la eliminación de las barreras de derechos humanos, el establecimiento de la confianza entre las comunidades y las autoridades de salud pública y la protección del personal médico de primera línea.

Como se reconoce en el documento, las pandemias tienden a exponer y exacerbar las desigualdades existentes en la sociedad, y sus repercusiones suelen sentirse más entre los grupos de personas marginadas y vulnerables. Igualmente, también se advierte contra las restricciones generales de viaje obligatorias y las sanciones penales contra las personas afectadas por el Covid-19. "Esas medidas suelen tener un efecto desproporcionado en los más vulnerables y crean más obstáculos para la salud. Las restricciones que se impongan deben respetar los derechos humanos y ser necesarias, proporcionadas, basadas en pruebas y de duración limitada", apuntan.

"Esta es una situación grave y difícil para todos. Para salir adelante, debemos aprovechar nuestra valiosa experiencia en la respuesta a otras epidemias mundiales, como la del VIH: basar la respuesta en los derechos humanos, involucrar a las comunidades y no dejar a nadie atrás", concluye Byanyima.

Contador