Publicado 25/03/2021 18:44CET

ONUSIDA adopta una nueva estrategia mundial para acabar con el sida en 2030

La directora ejecutiva de ONUSIDA, Winnie Byanyima
La directora ejecutiva de ONUSIDA, Winnie Byanyima - ONUSIDA

MADRID, 25 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Junta Coordinadora de ONUSIDA ha adoptado por consenso una nueva Estrategia Mundial sobre el Sida 2021-2026 para conseguir que todos los países y todas las comunidades estén en camino de acabar con el sida como amenaza para la salud pública para 2030.

El plan, aprobado en una sesión especial en Namibia, establece nuevos y audaces objetivos y políticas que deben alcanzarse para 2025 para impulsar "una nueva energía y compromiso para acabar con el sida". "Este año se cumplen 40 años desde que se registraron los primeros casos de sida y 25 años desde la creación de ONUSIDA. Nos encontramos en un momento crítico en nuestro esfuerzo histórico por acabar con el sida", ha comentado la directora ejecutiva de ONUSIDA, Winnie Byanyima.

La máxima dirigente del organismo de Naciones Unidas centrado en la lucha contra el VIH/sida ha denunciado que la pandemia de COVID-19 "ha ampliado las desigualdades existentes que bloquean el progreso para acabar con el sida". "Por eso estoy orgullosa de que nuestra nueva estrategia sitúe la lucha contra las desigualdades en su centro. Debemos aprovechar este momento para garantizar la igualdad sanitaria para todos con el fin de vencer a la COVID-19 y acabar con el sida", ha insistido.

Las tres prioridades estratégicas son maximizar el acceso equitativo e igualitario a los servicios integrales de VIH centrados en las personas; derribar las barreras legales y sociales para lograr resultados en materia de VIH; y dotar de recursos y sostener plenamente las respuestas al VIH e integrarlas en los sistemas de salud, protección social y entornos humanitarios.

"La Organización Mundial de la Salud se complace en respaldar la estrategia mundial contra el sida para los próximos cinco años, con su ambiciosa visión para acabar con las desigualdades de género y hacer realidad los derechos humanos, incluido el derecho a la salud, haciendo un llamamiento a todos los socios y partes interesadas en la respuesta al VIH en todos los países para transformar las normas de desigualdad de género y acabar con el estigma y la discriminación. Para que esta estrategia se realice plenamente, la OMS seguirá apoyando a todos los países para que fortalezcan los sistemas de salud, y especialmente la atención primaria, en el camino hacia la cobertura sanitaria universal", ha añadido el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Si se alcanzan los objetivos y compromisos de la estrategia, el número de personas que contraen el VIH por primera vez disminuirá de 1,7 millones en 2019 a menos de 370.000 en 2025, y el número de personas que mueren por enfermedades relacionadas con el sida disminuirá de 690.000 en 2019 a menos de 250.000 en 2025. El objetivo de eliminar las nuevas infecciones por el VIH entre los niños hará que el número de nuevas infecciones por el VIH se reduzca de 150.000 en 2019 a menos de 22.000 en 2025.

Según ONUSIDA, la consecución de los objetivos y metas de la nueva estrategia requerirá que las inversiones anuales en materia de VIH en los países de ingresos bajos y medios aumenten hasta alcanzar un máximo de 29.000 millones de dólares en 2025.

El total de recursos necesarios para los países de ingresos bajos y medios es de unos 13.700 millones de dólares. Los recursos de los donantes son necesarios principalmente para los países de ingresos bajos y medios bajos, mientras que en los países de ingresos medios altos, que representan el 53 por ciento de las inversiones necesarias, los recursos nacionales son la fuente de financiación predominante.