ONU.- La ONU insta al Gobierno italiano a indemnizar a una mujer obligada a implantarse un embrión

Publicado 27/03/2019 19:21:04CET

MADRID, 27 EUROPA PRESS)

El Comité de Derechos Humanos de la ONU ha respaldado la demanda de una pareja italiana contra el Gobierno de su país después de que la mujer fuera obligada a quedarse embarazada con un embrión poco viable tras un tratamiento de fertilidad y el embarazo terminara en aborto espontáneo, ha informado este miércoles la Organización de Naciones Unidas. El Estado italiano deberá compensar a la pareja.

El comité, integrado por 18 expertos independientes, ha dado la razón a la pareja al considerar que las mujeres a tomar decisiones "libres y responsables" sobre su propio cuerpo.

La pareja seguía un tratamiento de fertilidad in vitro en 2009 y la clínica produjo un embrión que tenía pocas posibilidades de éxito. Temiendo sufrir un aborto espontáneo, la mujer pidió que no se le implantara pero la clínica le informó de que, por ley, no podía negarse y que la demandaría judicialmente si no se le implantaba. La mujer se vio obligada a aceptar el implante y finalmente acabó teniendo el aborto que temía.

Según la ONU, las cortes italianas se negaron a escuchar su caso y la pareja lo llevó al Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de Naciones Unidas, que puede recibir quejas de personas que han agotado las vías legales en su país.

En su decisión el Comité dice que Italia violó el derecho a la salud y la integridad física de la mujer. Además, pide al Gobierno que compense a las víctimas, que asegure que tienen acceso a tratamientos de fertilización in vitro sin miedo a una intervención médica forzada y que tomen medidas para garantizar el derecho de las mujeres a elegir libremente y retirar su consentimiento a transferirle un embrión.

La ley italiana restringe el derecho de la mujer que se somete a un tratamiento de fertilidad a retirar su consentimiento, lo que lleva a posibles intervenciones médicas forzosas o incluso a embarazos no deseados, recuerda la ONU. Las posibles consecuencias para las mujeres "son extremadamente graves", dice el Comité y constituyen una "violación directa a su derecho a la salud y la integridad física", a recibir el mejor cuidado médico disponible y a la igualdad de género.

Los Estados que, como Italia, han ratificado el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales están obligados por ley a acatar las decisiones del Comité. Italia tiene ahora seis meses para explicar cómo responde a esta decisión.

Contador