Actualizado 06/05/2011 21:41 CET

La ONU lanza el próximo miércoles su plan global para evitar unas 5 millones de muertes en carretera hasta 2020

Plan De Seguridad Vial De La ONU
OMS

La OMS coordinará el plan y proporcionará apoyo técnico a las iniciativas destinadas a reducir la velocidad y conducir bajo los efectos del alcohol

MADRID, 6 May. (EUROPA PRESS) -

La ONU lanzará el próximo miércoles 11 de mayo, Día Mundial de la Seguridad Vial, la iniciativa 'Decenio de Acción para la Seguridad Vial 2011-2020', una propuesta por la que los gobiernos de estos países tomarán medidas para poder prevenir cerca de 5 millones de muertes y 50 millones de heridas graves hasta 2020.

Este día diversos lugares o monumentos emblemáticos de todo el mundo, como Times Square en Nueva York, El Cristo de Rio de Janeiro o Trafalgar Square en Londres, se iluminarán con la nueva 'etiqueta' de seguridad vial, una placa amarilla en la que se lee el nombre del programa y que servirá como símbolo de este reto.

Según la directora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Margaret Chan, "hoy los países y las comunidades están tomando decisiones vitales para salvar vidas en las calles y carreteras". "Los accidentes de tráfico son una creciente preocupación sanitaria y de desarrollo que afecta a todos los países y el Decenio ofrece un marco para intensificar la respuesta", explica.

Los accidentes de tráfico se han convertido en el mayor asesino de jóvenes entre los 15 y los 29 años. Casi 1,3 millones de personas fallecen cada año en las carreteras de todo el mundo, circunstancia que ha convertido a este problema en la novena causa de muerte a nivel global.

Además de estas muertes, los choques en carretera causan entre 20 y 50 millones de heridas no mortales cada año. En muchos países, los servicios de emergencia y otros servicios para las víctimas de tráfico son "inadecuados, según la OMS, que asegura que estos daños evitables elevan la saturación de los servicios de salud.

PROTEGER A PEATONES, CICLISTAS Y MOTORISTAS

Este plan global muestra los pasos a seguir para mejorar la seguridad en las carreteras y dentro de los vehículos, aumentando y mejorando los servicios de emergencia y desarrollando una gestión segura de las carreteras a nivel general.

También recomienda aumentar y reforzar la legislación sobre el uso de cascos, cinturones de seguridad y las restricciones para los niños, además de evitar beber y conducir y moderar la velocidad al volante. En la actualidad, sólo el 15 por ciento de los países tienen leyes globales dirigidas a todos estos factores.

Esta iniciativa hace especial hincapié en proteger a grupos vulnerables, como los peatones, ciclistas y motoristas, colectivos que representan a casi la mitad de las personas que mueren en las carreteras de todo el mundo. Entre las medidas que proponen están la construcción de vías para ciclistas y para paseantes, crear carriles separados para las motos o mejorar el acceso al transporte público seguro.

El papel de la OMS en este plan será el de coordinar los esfuerzos globales de los distintos países y monitorizar el progreso hacia los objetivos marcados. Además, proporcionará apoyo técnico para las iniciativas relacionadas con reducir el consumo de alcohol al volante y la velocidad, así como aumentar el uso de cascos y cinturones, además de mejorar los servicios de emergencias en carretera.