La OMS, sobre el sida en Venezuela: "El diagnóstico y la prevención están completamente desatendidos"

Publicado 22/07/2019 9:26:55CET
Prueba contra el VIH, sida
Prueba contra el VIH, sida - UNICEF/UN061633/DEJONGH / UNICEF/FRANK DEJONGH

CIUDAD DE MÉXICO, 22 Jul. (Del enviado especial de EUROPA PRESS, David Guirao) -

El coordinador de VIH de la Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud (PAHO), Massimo Ghidinelli, ha advertido de que el diagnóstico y la prevención del sida y el VIH en Venezuela "están completamente desatendidos". "Existe una grave penuria de falta de antirretrovirales. Además, la profilaxis, las pruebas de VIH o de monitoreo también están limitadas", ha añadido.

Según datos de ONUSIDA, desde 2010 las nuevas infecciones por VIH han aumentado un 24 por ciento y solo el 61 por ciento de las 120.000 personas con VIH en 2016 tenía acceso al tratamiento antirretroviral. Entre las embarazadas infectadas, tan solo el 48 por ciento contaba con acceso a tratamiento o profilaxis para prevenir la transmisión a sus hijos. En consecuencia, unos 500 niños se infectaron. En 2016, se produjeron 6.500 nuevas infecciones y se registraron 2.500 muertes relacionadas con el sida en Venezuela.

En abril de 2018, hasta 58.000 personas que necesitaban antirretrovirales han sufrido falta de estos medicamentos, lo que les ha producido cambios o incluso interrupciones en sus tratamientos, según ha detallado Ghidinelli en la conferencia 'Colapso del sistema de salud y crisis del VIH en Venezuela: ¿Qué se puede hacer?', en el marco de la reunión anual de la Sociedad Internacional del Sida (IAS 2019), que se está celebrando en Ciudad de México.

Venezuela recibió 3 millones de tabletas de antirretrovirales combinados de última generación en enero, que permitieron atender a 50.000 personas con VIH durante 3 meses. Esta entrega formó parte del llamado 'Plan Maestro', elaborado por el Ministerio del Poder Popular para la Salud de Venezuela, la Organización Panamericana de la Salud (OPS/PAHO), el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/sida (ONUSIDA), representantes de las sociedades científicas y de la sociedad civil venezolana.

Este 'Plan Maestro' logró una financiación de 5 millones de dólares (4,46 millones de euros) a través del Fondo mundial para la lucha contra el VIH/Sida, la tuberculosis y la malaria (GFATM, por sus siglas en inglés), que se tradujo en la entrega de 100 mil frascos de antirretrovirales el pasado 14 de enero. A pesar de estas cifras, el coordinador de VIH de la Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud ha animado a "continuar los esfuerzos para seguir movilizando recursos".

VENEZOLANOS CON VIH Y MIGRANTES

La situación de los venezolanos con VIH, tal y como han expuesto los ponentes en la sesión, se está agravando por el fenómeno migratorio a otros países de América Latina, principalmente Colombia, por la grave situación social y política de Venezuela.

"Hay unos 500.000 venezolanos irregulares en Colombia, 8.000 de ellos con VIH, que no tienen cobertura allí porque el sistema sanitario colombiano está basado en el aseguramiento", ha señalado la doctora Liliana Andrade, de la ONG AHF Colombia, que está atendiendo desde septiembre de 2018 a venezolanos inmigrantes irregulares en la ciudad de Cúcuta (Venezuela), uno de los principales puntos de inmigración en esta crisis.

En esta clínica, donde ofrecen condones, pruebas y tratamientos de VIH gratuitos a los desplazados, se revela la situación de los irregulares venezolanos infectados. Según los datos de AHF Colombia a 16 de julio de este año, hasta el 25 por ciento de los venezolanos analizados tienen VIH confirmado, en contraste con el 6 por ciento de los colombianos a los que se ha realizado la prueba rápida de VIH. Esta tendencia también se repite en diagnósticos de hepatitis C o hepatitis B. Filtrando por el país de residencia, hasta el 62 por ciento de los atendidos en esta clínica de Cúcuta especializada en atención de sida son venezolanos. En los próximos seis meses, esperan analizar a otros 50.000 venezolanos en Colombia con posible caso de VIH.

"Desde 2009 venimos denunciando la falta de antirretrovirales, y nadie nos hizo caso en ese momento. Alertamos de lo que venía y ahora la situación se ha descontrolado. Los gobiernos latinoamericanos no han podido asistir la inmigración de los venezolanos, que salimos de nuestro país porque tenemos hambre y miedo. En Venezuela, hay una decadencia total del sistema sanitario y una dificultad enorme para acceder a medicamentos", ha lamentado Alberto Nieves, activista de la Red Venezolana de Gente Positiva, que lucha contra el VIH sobre el terreno.

En este mismo sentido, ha reclamado "ayuda humanitaria" en Venezuela en este aspecto, ya que a su juicio la asistencia técnica "no es suficiente". "Necesitamos recursos, antirretrovirales, pero también fármacos para cáncer, malaria y muchas otras enfermedades. Desde la sociedad civil estamos trabajando sin recursos, necesitamos fortalecer los servicios de atención VIH para los venezolanos afectados", ha insistido, criticando que los 5 millones de dólares aportados por el Fondo Mundial "no son suficientes".