Publicado 03/06/2022 11:52

La OMS publica nuevas directrices para la quimioprevención y la administración masiva de fármacos contra la malaria

Archivo - Imagen recurso de un mosquito
Archivo - Imagen recurso de un mosquito - CSIC - Archivo

MADRID, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha publicado nuevas directrices para la quimioprevención de la malaria y la administración masiva de medicamentos hasta la eliminación de la enfermedad en le mundo.

Una de las pautas tiene que ver con el tratamiento preventivo intermitente de la malaria en el embarazo (ITPp). La infección por paludismo durante el embarazo plantea riesgos importantes no solo para la madre, sino también para el feto y el recién nacido. La evidencia disponible continúa mostrando que el tratamiento preventivo intermitente en el embarazo con sulfadoxina-pirimetamina (SP) es una estrategia "segura y altamente rentable" para reducir la carga de la enfermedad en el embarazo, así como los resultados adversos del embarazo y el parto.

En este sentido, en la nueva guía la OMS ha reafirmado su recomendación para el uso de IPTp-SP en áreas de transmisión de malaria por 'P. falciparum' de moderada a alta. La recomendación no limita la entrega de IPT-SP a entornos de atención prenatal (APN). Y es que, donde existan desigualdades en el acceso a los servicios de atención prenatal, se pueden explorar otros métodos de prestación, como el uso de trabajadores de salud comunitarios. IPT-SP ahora se recomienda para todas las mujeres embarazadas, independientemente del número de embarazos.

La OMS también ha actualizado sus recomendaciones para dos estrategias clave de quimioprevención de la malaria: quimioprevención de la malaria estacional (SMC) y quimioprevención de la malaria perenne (PMC, anteriormente conocida como tratamiento preventivo intermitente en bebés, o IPTi). Cuando se administra a niños pequeños, se ha demostrado que la quimioprevención de la malaria es una estrategia segura, eficaz y rentable para reducir la carga de la enfermedad y salvar vidas.

Las recomendaciones actualizadas de la OMS sobre SMC y PMC son menos restrictivas que las recomendaciones originales, no especifican grupos de edad estrictos, umbrales de intensidad de transmisión, número de dosis o ciclos, o medicamentos específicos. Como tal, apoyarán el uso más amplio de la quimioprevención entre los niños pequeños con alto riesgo de malaria grave en áreas con transmisión estacional y durante todo el año.

La OMS también está emitiendo una nueva recomendación para el uso del tratamiento preventivo intermitente de la malaria en niños en edad escolar (IPTSc) que viven en entornos con transmisión de malaria perenne o estacional de moderada a alta. La estrategia y el programa de dosificación para IPTsc deben cubrir a niños de 5 a 15 años, y su introducción no debe comprometer las intervenciones de quimioprevención para niños menores de 5 años, que corren el mayor riesgo de malaria grave.

La OMS también ha emitido una recomendación a favor de la quimioprevención del paludismo posterior al alta (PDMC). Esta es una estrategia dirigida a prevenir la malaria entre los niños con anemia severa que viven en áreas de transmisión moderada a alta después de que son dados de alta de un hospital, cuando tienen un alto riesgo de reingreso o muerte. A través del PDMC, los niños reciben un curso completo de tratamiento antipalúdico a intervalos regulares.

Del mismo modo, el organismo también ha publicado una nueva guía sobre la administración masiva de medicamentos (MDA, por sus siglas en inglés), otra estrategia de quimioprevención. A través de la MDA, todas las personas de una población objetivo reciben un ciclo de tratamiento con medicamentos antipalúdicos, independientemente de si están o no infectados con malaria. El medicamento trata cualquier infección de malaria existente, así como nuevas infecciones durante un período de tiempo específico.

Las nuevas recomendaciones sobre malaria AMM brindan orientación específica para reducir rápidamente la carga de la enfermedad de malaria en situaciones de emergencia y en áreas de transmisión moderada a alta. También brindan orientación sobre el uso de MDA para reducir la malaria por 'P. falciparum' en entornos de transmisión muy baja a baja, y para reducir la transmisión por 'P. vivax'. El conjunto completo de recomendaciones de la MDA y la evidencia de respaldo se pueden encontrar en las pautas consolidadas.

Contador