Publicado 12/07/2021 14:06CET

La OMS estudia un mecanismo para denunciar investigaciones de edición del genoma ilegales

Archivo - Genoma
Archivo - Genoma - CSIC - Archivo

MADRID, 12 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha publicado este lunes las primeras recomendaciones a nivel mundial sobre la edición del genoma humano. Entre otros aspectos, establece la necesidad de desarrollar un mecanismo para la denuncia confidencial de investigaciones de edición del genoma humano "posiblemente ilegales, no registradas, poco éticas e inseguras".

Los beneficios de la edición del genoma humano incluyen un diagnóstico más rápido y preciso, tratamientos más específicos y la prevención de trastornos genéticos. Las terapias génicas somáticas, que consisten en modificar el ADN de un paciente para tratar o curar una enfermedad, se han utilizado con éxito para tratar el VIH, la anemia de células falciformes y la amiloidosis de transtiretina. La técnica también podría mejorar enormemente el tratamiento de diversos tipos de cáncer.

"Sin embargo, existen algunos riesgos, por ejemplo, con la edición del genoma humano en la línea germinal y hereditaria, que altera el genoma de los embriones humanos y podría transmitirse a las generaciones siguientes, modificando los rasgos de los descendientes", justifica la guía de la OMS.

La OMS lanzó en agosto de 2019 el registro mundial de edición del genoma humano, tras algunos casos polémicos como el del científico chino He Jiankui, quien en noviembre de 2018 anunció el nacimiento de dos niñas a las que había modificado su ADN, en concreto mediante la edición del gen CCR5, para impedir que nacieran con el VIH, del que era portador su padre.

Fue la primera vez que nacieron dos seres humanos genéticamente modificados. Además, el científico chino lo hizo en la clandestinidad, vulnerando las leyes de su país que impiden la modificación genética en humanos, así como diversos tratados internacionales al respecto.

En ese momento, la OMS ya avisó de que sería "irresponsable" realizar a nivel clínico una edición del genoma de la línea germinal humana. Por ello, aconsejó a las autoridades que no emitan aprobaciones regulatorias relativas a solicitudes de aplicaciones clínicas que incluyan la edición del genoma humano.

"La edición del genoma de la línea germinal humana plantea desafíos éticos y técnicos únicos y sin precedentes. He aceptado las recomendaciones provisionales de que las autoridades regulatorias de todos los países no permitan ningún trabajo adicional en esta área hasta que sus implicaciones hayan sido debidamente consideradas", comentó el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

El registro de la OMS, actualmente en fase piloto, tiene como objetivo hacer que la información sobre los ensayos clínicos que implican la edición del genoma humano sea accesible a todos los científicos. El registro cubre todas las tecnologías de edición del genoma humano, incluyendo la edición de bases, la edición del ADN mitocondrial y la edición epigenética, y captura cualquier forma de manipulación genética.

En la actualidad, el registro se centra en los ensayos clínicos que implican la edición del genoma somático, aunque incluye que, si en algún momento futuro se aprueban ensayos clínicos que impliquen la edición del genoma humano hereditario, se deberán incluir esos datos.

Sin embargo, este registro actualmente no incluye la investigación básica o preclínica. "Un registro que incluya la investigación básica y preclínica de la edición del genoma humano ayudará a respaldar las prácticas de investigación responsables, evitará la duplicación innecesaria de la investigación y contribuirá a proporcionar los mejores ejemplos para los protocolos", recogen las guías de la OMS publicadas este lunes.

Esta guía, cuya elaboración se ha extendido duramten más de dos años, contó con cientos de participantes que representaban diversas perspectivas de todo el mundo, incluidos científicos e investigadores, grupos de pacientes, líderes religiosos y pueblos indígenas.

"La edición del genoma humano tiene el potencial de hacer avanzar nuestra capacidad para tratar y curar enfermedades, pero sólo se logrará su pleno impacto si la desplegamos en beneficio de todas las personas, en lugar de alimentar más desigualdades sanitarias entre los países y dentro de ellos", ha comentado Tedros.

Las recomendaciones de la OMS sobre la supervisión de la edición del genoma humano se centra en nueve áreas distintas, como los registros de edición del genoma humano; la investigación internacional y los viajes médicos; la investigación ilegal, no registrada, no ética o insegura; la propiedad intelectual; y la educación, el compromiso y el empoderamiento. Así, se centran en las mejoras necesarias para "crear capacidad en todos los países y garantizar que la edición del genoma humano se utilice de forma segura, eficaz y ética".

"Estas nuevas recomendaciones representan un salto adelante en este ámbito de la ciencia que está surgiendo rápidamente. A medida que la investigación mundial profundiza en el genoma humano, debemos minimizar los riesgos y aprovechar las formas en que la ciencia puede impulsar una mejor salud para todos, en todas partes", ha resaltado la científica jefe de la OMS, Soumya Swaminathan.

Contador