Publicado 13/05/2020 18:03CET

La OMS condena el ataque a un hospital de Médicos sin Fronteras en Afganistán

Maternidad de MSF atacada en Kabul
Maternidad de MSF atacada en Kabul - FRÉDÉRIC BONNOT/MSF

MADRID, 13 May. (EUROPA PRESS) -

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha condenado el atentado perpetrado el martes contra un hospital apoyado por Médicos Sin Fronteras (MSF) en el oeste de Kabul (Afganistán). Según el último balance facilitado por el Ministerio de Sanidad afgano, al menos 24 civiles han muerto y otros 16 han resultado heridos.

"Ayer fue el Día Internacional de la Enfermera y un momento para celebrar a esos trabajadores de la salud de primera línea que salvan las vidas de personas con Covid-19, Ébola y muchas otras enfermedades. Mientras el mundo celebraba a las enfermeras, me sorprendió y horrorizó oír hablar del ataque a un hospital de MSF en Afganistán, que provocó la muerte de enfermeras, madres y bebés. Los civiles y los trabajadores sanitarios nunca deberían ser un objetivo, la militarización de la salud no ayuda en nada", ha comentado Tedros en rueda de prensa este miércoles.

El dirigente del organismo sanitario internacional ha señalado que el mundo necesita "salud y paz". "Necesitamos paz para la salud y salud para la paz. ¡La necesitamos ahora! En la época de una pandemia mundial de Covid-19, insto a todas las partes interesadas a que dejen de lado la política y den prioridad a la paz, a un alto el fuego mundial y a poner fin a esta pandemia juntos. Cada día sin un cese del fuego, más gente muere innecesariamente", ha concluido.

El ataque ha generado una ola de condenas de todo el cuerpo diplomático acreditado en Kabul, incluido el encargado de negocios estadounidense, así como la Misión de la ONU en el país (UNAMA), que ha expresado su "repulsa". "La ONU en Afganistán pide que los responsables se enfrenten a la justicia y ofrece sus condolencias a las víctimas y los familiares", ha escrito en su Twitter.

Por su parte, el coordinador humanitario de la ONU en el país, Toby Lanzer, se ha mostrado "indignado" por el ataque. "Los civiles que reciben atención en hospitales, trabajadores de salud, infraestructura médica y trabajadores humanitarios están protegidos por el Derecho Internacional humanitario", ha indicado en un comunicado. "Las violaciones deben investigarse y los responsables de los ataques deben comparecer ante la justicia", ha zanjado.

"Los inadmisibles crímenes de guerra cometidos hoy en Afganistán, atacando una maternidad y un funeral, deben despertar al mundo ante los horrores que los civiles siguen enfrentando. Debe haber rendición de cuentas por estos graves crímenes y los civiles deben ser protegidos", ha reclamado por su parte la sección para el sur de Asia de Amnistía Internacional.