La OMS cambia su 'ADN' para adaptarse a los nuevos tiempos sanitarios

OMS
OMS - Archivo
Publicado 06/03/2019 16:59:51CET

   MADRID, 6 Mar. (EUROPA PRESS) -

   La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha realizado un "profundo" cambio en su estructura con el objetivo de modernizarse y fortalecerse y, así, generar un impacto medible de su políticas enfocadas a mejorar la salud de la población.

   Los cambios están diseñados para ayudar a los países a lograr los ambiciosos objetivos del 'triple billón': lograr que 1.000 millones más de personas se beneficien de la cobertura de salud universal; que un billón de personas estén mejor protegidas ante las emergencias de salud; y que 1.000 millones más de personas gocen de mejor salud y bienestar.

   Para ello, la OMS va a adoptar una nueva estructura y modelo operativo para alinear el trabajo de la sede, las oficinas regionales y las oficinas en los países, y eliminar la duplicación y la fragmentación; al tiempo que reforzará su trabajo normativo, apoyado por una nueva División de Científicos Principales y de mejores oportunidades de carrera para los investigadores.

   Del mismo modo, y con la creación de un nuevo Departamento de Salud Digital, la OMS va a aprovechar el poder de la salud digital y la innovación a través del apoyo a los países para que evalúen, integren, regulen y maximicen las oportunidades de las tecnologías digitales y la inteligencia artificial.

   El organismo también ha creado una nueva División de Datos, Análisis y Entrega para mejorar significativamente la recopilación, almacenamiento, análisis y uso de datos para impulsar el cambio de políticas en los países. Esta división también hará un seguimiento y fortalecerá el desempeño de la labor de la OMS al monitorear el progreso hacia los del 'triple billón' e identificar obstáculos y posibles soluciones.

   Asimismo, se ha creado la Academia de la OMS, una escuela de vanguardia propuesta para brindar nuevas oportunidades de aprendizaje para el personal y los profesionales de la salud pública de todo el mundo. Otras medidas incluyen un proceso de reclutamiento simplificado para reducir el tiempo de contratación a la mitad, capacitaciones de administración, nuevas oportunidades para los profesionales nacionales.

   También se ha creado la nueva División de Preparación para Emergencias, como complemento del trabajo existente de la OMS sobre la respuesta de emergencia; y se va a reforzar el enfoque corporativo para la movilización de recursos e impulso de nuevas iniciativas de recaudación de fondos para diversificar la base de financiamiento de la OMS, reducir su dependencia de un "pequeño número de grandes donantes" y fortalecer su estabilidad financiera a largo plazo.

   "Los cambios que anunciamos hoy son mucho más que nuevas estructuras, se trata de cambiar el ADN de la organización para generar un impacto medible en las vidas de las personas a las que servimos. Nuestra visión sigue siendo la misma que la de cuando nos fundamos en 1948: alcanzar el más alto nivel de salud posible para todas las personas. Pero el mundo ha cambiado, por lo que hemos articulado una nueva declaración de objetivos para lo que el mundo necesita que hagamos ahora: promover la salud, mantener el mundo seguro y ayudar a los colectivos más vulnerables", ha dicho el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

CUATRO PILARES

   La nueva estructura corporativa de la OMS se basa en cuatro pilares que se reflejarán en toda la organización. Así, el pilar de los 'Programas' apoyará el trabajo de la OMS para alcanzar la cobertura universal de salud y que las poblaciones estén más sanas; mientras que el pilar de 'Emergencias' será responsable de las actuaciones de la OMS en materia de seguridad sanitaria, tanto para responder a las crisis sanitarias como para ayudar a los países a prepararse para ellas.

   Además, el pilar de 'Relaciones Externas y Gobernabilidad' centralizará y armonizará el trabajo de la OMS respecto a la movilización de recursos y comunicaciones; y el pilar de 'Operaciones Comerciales' garantizará una entrega más profesionalizada de funciones corporativas clave como, por ejemplo, presupuestos, finanzas, recursos humanos y cadenas de suministro.

   Los cuatro pilares serán complementados por la División del Científico Jefe de la sede de la OMS en Ginebra para fortalecer el trabajo investigador central de la OMS y garantizar la calidad y coherencia de las normas y estándares de la organización.

   Apoyando la nueva estructura se han rediseñado 11 procesos de negocios, que incluyen planificación, movilización de recursos, comunicaciones externas e internas, reclutamiento, cadena de suministro, gestión del desempeño, normas y estándares, investigación, datos y cooperación técnica.

   "La OMS debe desarrollar una nueva mentalidad para buscar y construir asociaciones que aprovechen la fuerza combinada de la comunidad mundial de la salud, tanto en el sector público como en el privado. Un ejemplo de esto es un nuevo Plan de Acción Global para una Vida Saludable y Bienestar para Todos, bajo el cual 12 organizaciones asociadas están trabajando para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible relacionados con la salud", ha zanjado Tedros.

Contador