Actualizado 09/12/2010 12:26 CET

La OMS avala un test de diagnóstico rápido de la tuberculosis

LONDRES, 9 Dic. (Reuters/EP) -

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha dado su respaldo a un nuevo test molecular para detectar la tuberculosis (TB) fabricado por Cepheid, que permite diagnosticar rápidamente esta enfermedad y, según asegura, ayudará a transformar su abordaje clínico.

Según ha asegurado en un comunicado este organismo de Naciones Unidas, este nuevo método de diagnóstico podría "revolucionar" el tratamiento y control de la tuberculosis a través de un diagnóstico preciso de los pacientes en sólo 100 minutos, cuando las actuales pruebas pueden tardar hasta tres meses en dar resultados.

La empresa fabricante ya ha informado que ofrecerá un 75 por ciento de descuento a las naciones más pobres en el precio del test y del sistema computarizado para procesar los análisis, lo que implica que las pruebas costarán 16,86 dólares (unos 12,76 euros) y la máquina alrededor de 17.000 dólares (unos 12.800 euros).

De este modo, y según informó a Reuters el presidente ejecutivo de Cepheid, John Bishop, este precio preferencial estará garantizado para 116 países de bajos y medianos ingresos donde la enfermedad es endémica, y añadió que los valores podrían ser menores a medida que el volumen de demanda aumente en los próximos años.

El test, llamado 'Xpert MTB/RIF', detecta muchos casos que la tecnología actual pasa por alto, y fue desarrollado por Cepheid y la Fundación para la Obtención de Medios de Diagnóstico Innovadores (FIND, en sus siglas en inglés), una entidad sin ánimo de lucro creada por la Fundación Bill & Melinda Gates, la Unión Europea y donantes nacionales.

"Ha habido un fuerte compromiso para solventar cualquier obstáculo, incluidas las barreras financieras, que pudiera impedir el despliegue exitoso de esta tecnología", ha explicado Giorgio Roscigno, presidente ejecutivo de FIND.

Por ello, añade, es la primera vez que "se está permitiendo el acceso a la última tecnología simultáneamente en los países de bajos, medianos y altos ingresos".

La tuberculosis afecta fundamentalmente a los habitantes de las regiones en desarrollo, como Africa subsahariana, India y China, aunque también está presente en las zonas pobres de las naciones desarrolladas y es común en pacientes infectados con el VIH.

MÁS DE 1,7 MILLONES DE MUERTES EN 2009

De hecho, la OMS asegura que se encuentra entre las 10 mayores causas de muerte del mundo ya que, según cifras de 2009, en el último año había 9,4 millones de personas con la enfermedad activa y provocó 1,7 millones de muertes.

Por ello, y dado que muchos países aún dependen de la prueba microscópica del esputo para detectar la enfermedad (un método de diagnóstico desarrollado hace más de 100 años), este nuevo test supone una gran alternativa ya que puede usarse fuera de laboratorios convencionales, con el apoyo de trabajadores sanitarios no especializados.

En un estudio publicado el septiembre, investigadores señalaron que cuando usaron el test en 1.730 pacientes en los que se sospechaba de tuberculosis normal o resistente a fármacos, se identificó con éxito al 98 por ciento de los casos.

Igualmente, también detectó al 98 por ciento de las personas con una forma de tuberculosis resistente a la rifampina o rifampicina, uno de los fármacos más utilizados contra la enfermedad, todo ello en menos de dos horas.

La OMS indicó que la implementación de este test podría generar el triple de diagnósticos en pacientes con tuberculosis resistente a los fármacos y duplicar la cantidad de casos de tuberculosis asociados al VIH diagnosticados en las zonas con altas tasas de ambos virus.

Este test, según informa la compañía, también puede usarse para diagnosticar otras condiciones como la gripe, la leucemia, las infecciones de transmisión sexual y la "superbacteria" llamada SARM.