La OMS asegura que el nuevo coronavirus no es todavía una "emergencia de salud pública de importancia internacional"

Actualizado 18/07/2013 12:38:36 CET

MADRID, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Comité de Emergencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha asegurado que el nuevo coronavirus de Oriente Medio (MERS-CoV) no es todavía una "emergencia de salud pública de importancia internacional" aunque ha reconocido que la situación es "grave y muy preocupante".

El Comité, formado por 15 expertos internacionales, ha emitido esta opinión durante una reunión mantenida el miércoles en Ginebra (Suiza) donde estuvieron presentes los Estados afectados por este virus: Francia, Alemania, Italia, Jordania, Arabia Saudita, Qatar, Túnez y el Reino Unido. Actualmente ya se han contagiado 80 personas en todo el mundo.

Así, tras analizar los diferentes informes sobre el MERS-CoV, el Comité ha aseverado que todavía no se han dado las condiciones necesarias para que se cree una emergencia de salud pública de importancia internacional.

No obstante, los miembros ofrecieron asesoramiento técnico a la OMS y a los Estados Miembros sobre las mejoras que deben hacer en la vigilancia, capacidad de laboratorio, localización de contactos e investigación serológica; la prevención, el control y la gestión clínica de la infección; las guías de viajes; la comunicación de riesgos; los estudios de investigación; y la mejora de la recogida de datos, así como la necesidad de garantizar una información "completa y oportuna" de todos los casos confirmados y probables de MERS-CoV a la OMS, de conformidad con el Reglamento Sanitario Internacional del año 2005.

En este sentido, la directora general de la OMS, Margaret Chan, ha expresado su agradecimiento a la Comisión por su "gran" labor de asesoramiento sobre las acciones sanitarias que deben llevar a cabo los países afectados y sobre la labor de seguimiento que debe realizar la organización.

El próximo mes de septiembre los miembros del Comité se volverán a reunir aunque, según han informado, esta reunión se podría adelantar en el caso en el que se produzcan nuevos acontecimientos graves de contagio del coronavirus.