Actualizado 09/12/2010 15:23 CET

La OMC se une a la Asociación Médica Mundial en la defensa del derecho a la salud de la población

MADRID, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Organización Médica Colegial (OMC), con motivo del Día Internacional de los Derechos Humanos que se celebra este viernes, se ha unido en el llamamiento realizado por la Asociación Médica Mundial (AMM) en defensa de los derechos de la población a la mejora de la salud, sobre todo en los sectores más desfavorecidos.

"El derecho a la salud es un derecho inclusivo que se extiende no sólo a una atención médica oportuna y apropiada, sino también a los determinantes implícitos de la salud, como el acceso al agua potable y un saneamiento adecuado, condiciones ambientales y laborales saludables y acceso a la educación e información relativa a la propia salud, incluida la salud sexual y reproductiva", señalan desde la AMM.

En este sentido, la OMC recuerda que la profesión médica "ha mostrado siempre su firme compromiso para apoyar médica, social y humanitariamente a los más desfavorecidos como son las víctimas de conflictos, guerras, refugiados, ... así como su papel en la prevención y denuncia de la violencia y situaciones de discriminación que sufren, sobre todo, mujeres y niños".

Desde la AMM se ha pedido un esfuerzo continuo por la defensa de los derechos humanos de los pacientes y de forma, muy especial, en aquellas situaciones difíciles, como son las guerras, las cárceles, los lugares de detención, etc. Asimismo, ha recordado que el médico debe estar protegido por la objeción de conciencia ante la posibilidad de negarse a la realización de determinadas prestaciones contrarias a su conciencia.

Otro de los asuntos que les preocupa es en relación a la investigación médica en seres humanos, recogido en la Declaración de Helsinki de la AMM. La finalidad de esta declaración fue la recopilación de unos principios éticos, 35 en la actualidad, y el establecimiento de unos estándares de protección destinados a personas que participan en investigación médica y ensayos clínicos en seres humanos, incluida la investigación del material humano.

Finalmente, otro de los asuntos que califica como "pendiente" es el derecho de la mujer a "disfrutar del más alto nivel de salud sin discriminación por sexo, raza, condición social, etc..", ya que "las mujeres se ven afectadas por muchos de los mismos problemas de salud que los hombres, pero ellas las sufren de manera distinta".