La OMC piden a Salgado que "prohíba" la "publicidad engañosa" sobre comida basura y alimentos 'light' o "curativos"

Actualizado 11/01/2007 19:00:11 CET

MADRID, 11 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Organización Médica Colegial (OMC) solicita al Ministerio de Sanidad y Consumo que aplique de forma "inmediata y estricta" del reglamento europeo contra la obesidad y active normas que fomenten la alimentación saludable de los españoles además de proteger a los consumidores frente a la "publicidad engañosa" que constituyen anuncios como los referidos a productos 'light' o alimentos con propiedades "curativas" como los que contendrían 'bífidus activo', dijo hoy el secretario de la institución, Juan José Rodríguez Sendín.

El anunció se realizó en la rueda de prensa en la que la organización médica presentó la 'Guía de Buena Práctica Clínica para una alimentación cardiosaludable', publicación de la que lanzarán 30.000 ejemplares dirigidos a los médicos de atención primaria, y a la que asistieron además de Rodríguez Sendín el presidente de la OMC, Isacio Siguero; su vicepresidente, Jesús Aguirre, y el vicesecretario de la organización, Francisco Toquero.

Los doctores consideran que la ministra, Elena Salgado, "ya está trabajando" por mejorar los hábitos alimenticios en España, el segundo país de la Unión Europea (UE) con mayores problemas de obesidad, pero consideran que es necesario "comprometerse" con las medidas recogidas en el Reglamento Europeo de Alegaciones Nutricionales y de Salud, en el que se proponen medidas para luchar contra la obesidad como la de "regular, controlar y prohibir" la publicidad de alimentos que se pueda considerar "engañosa" y por tanto "perjudicial" para la salud del consumidor.

En la regulación europea contra la obesidad también se fijan medidas como la de incluir en la etiqueta de ciertos alimentos mensajes como 'el consumo irresponsable de este producto puede provocar sobrepeso y obesidad. Sigua el consejo dietético de su médico', una posibilidad que, a juicio de Rodríguez Sendín, podría dar respuesta a la "polémica sobre la comida basura" que recientemente avivó el desencuentro entre el Ministerio de Sanidad y la empresa de comida rápida Burger King con sus anuncios de la 'XXL'.

Para Rodríguez Sendín, la denominada "publicidad engañosa" sobre alimentos es una de las principales causas de que los españoles --sobre todo personas de bajo poder adquisitivo, niños y adolescentes, principales damnificados por la influencia de estos anuncios-- alteren sus hábitos alimenticios y sufran obesidad, un problema que supone hasta el 8% de los costes sanitarios y que causa el 60% de los casos de muerte evitable en Europa, donde cada año se registran un total de 400.000 nuevo niños con problemas de peso.

El secretario de la OMC citó como ejemplo de este tipo de anuncios aquellos que muestran a menores frente a la televisión "engullendo" una "enorme hamburguesa", ya que promocionan entre los jóvenes hábitos perjudiciales para la salud como el comer frente a la televisión, la falta de ejercicio y consumiendo productos que, a pesar de dar una "imagen saludable", están "mal equilibrados desde el punto de vista nutricional" y no son la base de una dieta saludable.

Para el vicesecretario de la organización, otro problema a atajar es la "publicidad engañosa" que hacen algunas marcas sobre sus productos 'light', una catalogación que a juicio de Toquero debería prohibirse por tratarse de un "engaño" al consumidor, o aquella que asegura que el alimento posee "propiedades medicinales", como ocurre con los yogures que, según los anunciantes, poseen 'bífidus activo'.

Toquero considera que la guía publicada por la OMC facilitará a los médicos de cabecera la posibilidad de "informar y formar en nutrición para la salud" a las familias españolas, entre las que, según el vicesecretario de la OMC, deberían fomentarse costumbres tan simples pero tan positivas para el organismo como sustituir las patatas fritas por ensalada en las comidas o regresar a las técnicas tradicionales de cocina frente al uso del microondas, entre otras.