Publicado 03/06/2021 14:57CET

El ocio madrileño rechaza restricciones en hostelería mientras la situación en la calle es un "descontrol"

Archivo - Interior de la discoteca La Cartuja en Madrid.
Archivo - Interior de la discoteca La Cartuja en Madrid. - Joaquin Corchero - Europa Press - Archivo

Presentará un recurso a la Audiencia Nacional si las medidas aprobadas por Sanidad son firmes

MADRID, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Plataforma por el Ocio y la Hostelería de Madrid ha rechazado las nuevas normas recogidas en la orden aprobada por el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas en el seno del Consejo Interterritorial, mientras que ha asegurado que la situación en las calles de la región es "una absoluto descontrol".

En un comunicado, ha cuestionado la obligatoriedad de la implementación por parte de las comunidades de las medidas aprobadas al no haberse decidido por unanimidad. "Ya que de acuerdo con el reglamento que regula la Comisión, si las decisiones no se adoptan por unanimidad quedan únicamente como meras recomendaciones para las comunidades autónomas", ha señalado.

Desde la Plataforma han anunciado que si las medidas se aprueban oficialmente presentarán un recurso ante la Audiencia Nacional para que se le permita a la Comunidad de Madrid recuperar "definitivamente las competencias para regular la fase final de la desescalada".

Asimismo, han mostrado su rechazo a nuevas restricciones y "retrocesos" en el proceso de desescalada, cuando la región está "en una fase de mejoría evidente". "Pretender el cierre del interior de los establecimientos hosteleros cuando la calle es un absoluto descontrol, es una medida absurda y temeraria", han expresado.

En este sentido, consideran que la reapertura de los locales de ocio resulta "imprescindible" en la Comunidad de Madrid una vez ha finalizado el toque de queda como "dique de contención frente al ocio descontrolado de los botellones y las fiestas ilegales".

Asimismo, han sostenido que la reapertura de los locales de ocio y espectáculos no puede basarse exclusivamente en una ampliación de horarios, "insuficiente para combatir el botellón", si no se recuperan las pistas de baile, la utilización de las barras, o la suspensión de la obligatoriedad de estar sentados que "penalizan enormemente a la experiencia de los locales de ocio, y la hacen cada vez más negativa para su público".

Contador