Ocho de cada diez pacientes hipertensos interrumpen su tratamiento

Actualizado 21/07/2010 19:25:01 CET
-

MADRID, 21 Jul. (EUROPA PRESS) -

Aproximadamente 8 de cada 10 pacientes hipertensos interrumpen total o parcialmente su tratamiento durante las vacaciones de verano, un 20 por ciento más de la prevalencia de incumplimiento terapéutico que se registra habitualmente, según ha advertido la doctora Nieves Martell, responsable del Club del Hipertenso de la Sociedad Española de Hipertensión-Liga Española para la Lucha contra la Hipertensión Arterial (SEH-LELHA).

Además, durante estos meses los pacientes hipertensos realizan más transgresiones dietéticas e incrementa el sedentarismo, "con los consiguientes graves riesgos cardiovasculares", ha asegurado.

Por esta razón, AstraZeneca ha decidido lanzar, en colaboración con SEH-LELHA y el Club del Hipertenso, 'Recetas con un Plus', un libro que contiene más de 30 recetas diseñadas especialmente para pacientes hipertensos. Este libro contiene rápidas y sencillas recetas que abarcan primeros y segundos platos y que contienen alimentos tradicionales que destierran el mito de que una dieta sana tenga que ser sosa.

Martell ha recordado que más del 30 por ciento de los españoles entre 35 y 64 años padece hipertensión, un porcentaje que, en el caso de los mayores de 60 años, aumenta hasta en un 65 por ciento. Asimismo, entre el 80 y el 90 por ciento de los hipertensos sufre también hipercolesterolemia o diabetes, y entre el 70 y el 80 por ciento padece demás obesidad.

"Una mala alimentación con una gran carga de grasas y sal, junto con otros factores como es el abuso del alcohol, el tabaco o el sedentarismo y, sobre todo, el incumplimiento o el abandono de la medicación provoca un descontrol de la tensión arterial", ha indicado la especialista.

Como consecuencia, el paciente corre el riesgo de tener problemas cardíacos como una angina, un infarto o insuficiencia cardíaca, así como problemas cerebrales como ictus (trombosis o hemorragia cerebral) o insuficiencia renal (a veces hasta llegar a diálisis, más frecuente en hipertensos diabéticos no controlados).

"En muchos casos, estos accidentes vasculares son mortales y, en otros, el paciente puede quedar con invalideces severas", ha apuntado. Para evitar estos problemas, la Martell recomienda a los hipertensos, además de no olvidar tomar la medicación, llevarse el aparato de medición de la tensión al lugar de vacaciones para conocer los niveles al menos una vez a la semana y pesarse con la misma frecuencia "para que los kilos que se ganen no le pillen por sorpresa".