Publicado 27/07/2021 18:36CET

Observatorio Europeo del Cultivo y Consumo de Cannabis entrega al Derechos Sociales un informe de políticas de cannabis

MADRID, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Observatorio Europeo del Cultivo y Consumo de Cannabis (OECCC) ha entregado en el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 el informe 'Cannabis Sostenible: Manual de Políticas Públicas: Alinear las políticas del Cannabis y del cáñamo con la Agenda 2030 de desarrollo sostenible'.

El informe 'Cannabis Sostenible' detalla cómo el cannabis puede ayudar a conseguir los Objetivos de Desarrollo Sostenible, si se hace una legislación enfocada en las personas y sus derechos. Así, se explica cómo una correcta regulación del Cannabis puede ayudar en 64 metas que forman parte de 15 de los 17 objetivos con los que cuenta la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible.

Durante las presentaciones a distintos legisladores, siempre se sorprenden de todos las partes de la Agenda 2030 en las que el Cannabis puede ayudar. Objetivos como fin de la pobreza, hambre cero, salud y bienestar, educación de calidad, igualdad de género, trabajo decente y crecimiento económico, industria, innovación e infraestructuras, reducción de las desigualdades, producción y consumo responsables, acción por el clima, vida de ecosistemas terrestres, paz, justicia, derechos humanos, instituciones sólidas y alianzas para lograr los objetivos.

Mientras que en sus objetivos 2020-2024, el OECCC trata de lo que defiende para las personas que usan y cultivan Cannabis, con el informe 'Cannabis sostenible', se aborda cómo una regulación justa del Cannabis puede ayudar a toda la sociedad.

En la reunión con los representantes de Unidas Podemos, desde el OECCC se insistió en que la regulación del cannabis puede ayudar a conseguir los objetivos de la Agenda 2030, pero también alejarnos de ella, en función de los modelos que se apliquen.

Asimismo se explicó cómo perjudica a la Agenda 2030 la actual campaña represiva sobre la marihuana, que el OECCC ha detallado en comunicados anteriores, con aspectos como las intervenciones a cultivadores de Cáñamo, tiendas de CBD, 'growshops' y bancos de semillas, a la vez que se prepara con Junta Internacional de Fiscalización de estupefacientes, JIFE, una guia sobre el Cannabis medicinal para convertirlo en un oligopolio de las farmas.

También se destacó que la legislación europea permite el autocultivo de Cannabis medicinal, así como un registro simplificado para productos medicinales basados en plantas de uso tradicional El OECCC defendió un modelo regulatorio del Cannabis basado en las personas, tal y como detalló en la única intervención sobre Cannabis ante los Gobiernos en la ONU, durante la Comisión de Estupefacientes (CND 63), previa a la reciente reclasificación del Cannabis.

Entre las primeras medidas que proponen está el cese de las multas y reforma de la ley de seguridad ciudadana, regulación del autocultivo personal y colectivo, venta libre del cáñamo alto en CBD, transparencia y justicia social en las licencias cannabis y diversidad de acceso en el Cannabis terapéutico.

Sobre el tema del cannabis medicinal, que se tratará en una subcomisión del Parlamento, se destacó que un oligopolio de la industria farmacéutica perjudicaría gravemente los objetivos de la Agenda 2030. En cambio, combinar la vía farmacéutica, con la de los herbolarios y el autocultivo medicinal, disminuye precios y aumenta la accesibilidad, además de respetar los derechos y necesidades de las personas, todo lo cual ayuda a cumplir con varios objetivos de la Agenda 2030.