La obesidad y la ganancia de peso en la edad adulta aumentan el riesgo de morir de cáncer de próstata

Actualizado 08/01/2007 10:45:04 CET
-

MADRID, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

La obesidad y la ganancia de peso en edad adulta incrementan el riesgo de morir de cáncer de próstata, aunque ninguna de ellas esté asociada con el desarrollo de la enfermedad, según un estudio publicado 'on-line' este mes de enero en la página 'www.interscience.wiley.com', de la Sociedad Americana contra el Cáncer.

El trabajo revela que los cuerpos con mayor masa corporal (BMI, Body Mass Index, por sus siglas en inglés, o IMC, Índice de Masa Corporal, en su traducción castellana) y la ganancia de peso en edad adulta están fuertemente correlacionados con el incremento del riesgo de muerte por cáncer de próstata. No obstante, constata que no existe asociación entre IMC y ganancia de peso y el desarrollo del cáncer.

El estudio 'Prospective Study of Adiposity and Weight Change in relation to Prostate Cancer Incidence and Mortality' es el más amplio hasta la fecha con el fin de identificar el incremento de peso después de los 18 años de edad como factor de pronóstico para el cáncer de próstata.

Los resultados concluyen que un elevado IMC y el peso ganado desde los 18 años están asociados a un significativo riesgo de morir por cáncer de próstata. Mientras que el IMC aumenta, así se incrementa el riesgo relativo de defunción: los hombres con sobrepeso (IMC de 25 a 29,9) tienen un 25 por ciento más de riesgo; los que presentan sobrepeso medio (30 a 34,9), un 46 por ciento más de riesgo; y los obesos (más de 35), un 100 por cien o doble riesgo. Asimismo, los varones con ganancia de peso desde los 18 años también muestran este fatal resultado. Ni el sobrepeso ni la obesidad, no obstante, están asociados con el desarrollo de la enfermedad.

La incidencia de la obesidad se ha incrementado dramáticamente en el mundo, constata la publicación, que asegura que en Estados Unidos, por ejemplo, el número de estados que dan cuenta de índices de obesidad superiores al 20 por ciento se incrementaron desde 0, en 1985, a 46, en 2005.

La obesidad está asociada a problema médicos crónicos, incluyendo enfermedades cardíacas, diabetes, enfermedades de vesícula biliar y apoplejía. Además, determinados estudios indican mayores índices de IMC relacionados a algunos cánceres, incluyendo de corazón y colorectales.