La obesidad abdominal incrementa el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares

Actualizado 12/03/2007 13:50:39 CET
-

MADRID, 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

La obesidad abdominal incrementa el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares, debido a la relación existente entre un elevado perímetro de cintura con los trastornos lipídicos, diabetes e hipertensión, según explicó el miembro del Instituto de Cardiología del Hospital de Laval de Québec (Canadá), Jean Pierre Després, en el marco de la XII reunión de la Sociedad Española de Hipertensión y Liga Española para la Lucha contra la Hipertensión Arterial (SEHLELHA), celebrado estos días en Sevilla.

Durante su conferencia 'Obesidad Abdominal y Riesgo Cardiovascular', presentó sus conclusiones alrededor de la relación entre adiposidad intra-abdominal y riesgo cardiometabólico, destacando la diferencia entre la grasa acumulada bajo la piel y la depositada internamente, denominada "grasa visceral". Según el doctor Després, el exceso de grasa visceral acumulada aumenta "sustancialmente" el riesgo de sufrir complicaciones cardiometabólicas.

Además, este experto destacó el crecimiento paralelo de obesidad y diabetes existente a nivel global entre la población. Detrás de unos niveles altos de glucosa en sangre existen una serie de disfunciones metabólicas asociadas presentes en los pacientes con sobrepeso u "obesos con exceso" de obesidad abdominal y comorbilidades asociadas, afirmó Després.

De este modo, consideró a la obesidad abdominal como "una importante cuestión de salud pública" y recomendó la medición del perímetro de cintura más que el cálculo del índice de masa corporal como "herramienta fundamental" en el diagnóstico del riesgo cardiometabólico.

Dentro de la misma sesión el profesor del departamento de endocrinología, metabolismo y nutrición clínica del Hospital de Amberes (Bélgica), Luc Van Gaal, centró su ponencia en la utilidad clínica de una nueva línea terapéutica basada en el bloqueo de los receptores denominados endocannabinoides CB1. Estos receptores se encuentran repartidos en distintos órganos (tejido adiposo, hígado, músculo, cerebro y tracto gastrointestinal) formando el sistema endocannabinoide y se ha demostrado que juegan un papel importante en los procesos metabólicos de nuestro organismo.

En este sentido, Van Gaal destacó que el bloqueo de estos receptores, "acompañado de cambios en el estilo de vida", disminuyen la grasa abdominal mejorando los factores de riesgo cardiometabólico asociados.