Actualizado 18/09/2007 17:25:41 +00:00 CET

Un nuevo antibiótico podría disminuir de 6 a 4 meses la curación de la infección por tuberculosis, según estudio

MADRID, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

Un nuevo antibiótico podría disminuir de seis a cuatro meses la curación de la infección por tuberculosis, según un estudio dirigido por la Universidad Johns Hopkins que se ha hecho público durante la Conferencia Interciencias sobre Agentes Antimicrobianos y Quimioterapia que se celebra estos días en Chicago (Estados Unidos).

Los investigadores descubrieron que si se añadía el fármaco antibiótico moxifloxacina a la combinación estándar de otros antibióticos para la tuberculosis aumentaba alrededor de un 17 por ciento el número de pacientes que eliminaban la infección activa de sus pulmones, lo que ascendía las tasas de curación de un 68 a un 85 por ciento, después de dos meses de terapia, y cuando se comparó con los pacientes que tomaban la combinación estándar con otro antibiótico más antiguo, el etambutol.

Según explica Richard E. Chaisson, autor senior del estudio, "esta es la evidencia más destacable en cerca de 25 años de que una nueva combinación de antibióticos funciona mejor que el tratamiento estándar para curar la infección activa de tuberculosis".

El estudio, en el que participaron más de 170 hombres y mujeres con tuberculosis activa en Río de Janeiro (Brasil), mostró que la combinación farmacológica con moxifloxacina era más potente que la combinación con el antibiótico tradicional y más antiguo, etambutol. Los síntomas de la tuberculosis activa incluyen fiebre, tos, sudores nocturnos y pérdida de peso.

Según los investigadores, después de dos meses de tomar la combinación terapéutica, las muestras de esputo en cultivo de los pacientes que tomaban moxifloxacina eran menos propensas a producir bacterias de tuberculosis que las muestras de aquellos que tomaban el etambutol. El tiempo que tardaba en desaparecer la infección del esputo también era más corto en el grupo de moxifloxacina.

Según explica Richard E. Chaisson, coordinador del trabajo, "fue increíble ver la potencia de la moxifloxacina. Después de sólo dos semanas de terapia con el fármaco, el 21 por ciento de las muestras de esputo eran negativas y estaban limpias de enfermedad visible, mientras que en el grupo de estudio del etambutol esto se encontraba sólo en el 3 por ciento. Después de cuatro semanas, la diferencia se amplió del 51 al 29 por ciento respectivamente".

La Alianza Global para el Desarrollo de Fármacos para la Tuberculosis, entidad coordinadora del estudio junto con la empresa Bayer, estima que 1.000 millones de personas en todo el mundo estarán afectadas con tuberculosis hacia el año 2020, de los que 200 millones desarrollarán la enfermedad y 35 millones morirán.