Actualizado 15/09/2010 13:06 CET

Nueva vía terapéutica para un tipo de leucemia infantil

Leucemia
VASHIDONSK/WIKIMEDIA COMMONS

BARCELONA, 15 Sep. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del Instituto Municipal de Investigación Médica (IMIM) y el Hospital del Mar de Barcelona han descubierto una nueva vía para evitar la propagación celular que desencadena una leucemia que afecta a una mayoría de población infantil --la linfoblástica aguda T --, basada en la desactivación de un conjunto de proteínas.

El estudio, publicado en la revista 'Cancer Cell', una de las más importantes en oncología, subraya que el bloqueo de la señalización del complejo proteico conocido como NFkB "elimina la leucemia", por lo que se abren nuevas vías para abordar este tipo de leucemias.

Que la leucemia linfoblástica aguda T tenía activadas las vías de señalización Notch y NFkB era algo que ya se sabía, puesto que el proceso de activación inadecuado puede conducir a un cáncer, si bien el estudio identifica ahora una relación causal y constata que la desactivación de una de las vías afecta a la otra.

La coordinadora del grupo de células madre y cáncer del IMIM, Anna Bigas, ha explicado que la identificación de una nueva interacción entre las dos vías es importante, porque se logra detener a una de las dos, "la otra no tendrá efecto".

Conseguir un fármaco que inhiba dicha relación, y con ello la consiguiente activación a destiempo, permitiría crear un tratamiento "menos tóxico y más eficiente", ha explicado.

CÁNCER INFANTIL MÁS FRECUENTE

La leucemia linfoblástica agua es un tipo de cáncer mayoritariamente infantil que se manifiesta en los primeros diez años de vida. Se trata del cáncer infantil más frecuente y se caracteriza por la proliferación de glóbulos blancos en la sangre y en la médula ósea.

El 14 por ciento de los 300 casos de cáncer de este tipo afectan a células T, aunque ocho de cada diez casos se resuelve satisfactoriamente, según los investigadores.

La parte experimental del estudio se ha llevado a cabo en el IMIM y en la Universidad de Nueva York, con el apoyo también del Hospital de Sant Pau y el Hospital del Mar, ambos en Barcelona, donde se ha contratado el estudio en leucemias humanas.