Nueva ofensiva parlamentaria del PSOE para "frenar" las "repugnantes" decisiones del PP que desmantelan el SNS

Actualizado 08/11/2012 14:32:09 CET
Trinidad Jiménez Y José Martínez Olmos
EUROPA PRESS

Denuncia que hay una pelea entre el Gobierno de España y el madrileño "por ver quién recorta mejor" y se entrega a la privatización

MADRID, 8 Nov. (EUROPA PRESS) -

La responsable de Política Social del PSOE y exministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, así como el portavoz socialista en materia sanitaria en el Congreso, y exsecretario de Estado del ramo, José Martínez Olmos, han presentado en rueda de prensa en el Congreso una nueva ofensiva parlamentaria con el objetivo de "frenar" las "repugnantes" decisiones que está adoptando el PP para desmantelar el sistema público sanitario.

En primer lugar, Olmos ha presentado una proposición de Ley para debatir próximamente en la Cámara baja con el fin de recuperar la universalidad del Sistema Nacional de Salud (SNS). "Si el Gobierno no quiere que sea universal tiene que debatirlo en el Parlamento, dar la cara y explicar por qué opta por un modelo que perjudica al ciudadano", recalca.

También, ha adelantado que su grupo parlamentario va a registrar una interpelación urgente a la ministra del ramo, Ana Mato, para que ésta dé cuenta de cómo valora esta situación, en la que el sistema sanitario se está desmantelando y "parece un monstruo de 17 cabezas", donde cada comunidad autónoma "hace lo que quiere" y se está instalando la "desigualdad". "En pocos días será debatida en el Congreso para saber qué piensa hacer el Gobierno y qué soluciones le dará", ha puntualizado.

"Viendo como Castilla-La Mancha, Madrid y Valencia avanzan en la entrega de servicios sanitarios públicos a la iniciativa privada", Olmos ha señalado igualmente que el PSOE va a presentar en el Congreso una proposición de ley para modificar la ley de 1997 de Nuevas formas de gestión en el SNS, para hacer que no se puedan entregar los servicios públicos a la iniciativa privada sin que haya garantías y estrictos controles.

Así, plantean que no se pueda trabajar para el SNS si no hay una acreditación previa por parte un instituto de carácter independiente, encargado de evaluar y acreditar a esos profesionales, que además revise esa acreditación anualmente, con una temporalidad máxima de cuatro años.

"Tendría que ser evaluado el resultado porque se necesita que los ciudadanos tengan garantías de que la atención que reciben es de calidad y que no hay discriminación ni selección de riesgo", ha precisado.

Igualmente, cree importante que se sepa si es verdad cuando se hace un concierto de la sanidad pública a una entidad privada, que se consiga eficiencia económica sin afectación de la calidad, que existan informes que lo acrediten.

"PALIAR LOS EFECTOS NEGATIVOS"

En esta línea, Trinidad Jiménez, ha explicado por su parte que esta ofensiva socialista en el Congreso pretende "frenar y paliar los efectos negativos" que las decisiones del PP están produciendo.

A su juicio, es "inaceptable e inadmisible" que el servicio público "más valorado" por los ciudadanos y con los mejores profesionales ahora lo cambie el PP con sus decisiones y con ello, no sólo ponga en riesgo la supervivencia del sistema sino su carácter público.

Es más, tacha de "intolerable" que cada comunidad autónoma haga lo que quiera y la ministra Mato; el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y la vicepresidenta el Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, se limiten a decir que "no les gusta el euro por receta".

"¿Están o no gobernando? Si no les gusta que tomen alguna decisión porque cuando no les gustó la subasta de medicamentos de la Junta de Andalucía la recurrieron al Tribunal Constitucional", ha cuestionado.

En esta línea, Olmos denuncia la actitud del Gobierno y de la ministra Ana Mato que, en su opinión, está "escondida" contemplando cómo se entregan a manos privadas espacios públicos sanitarios. "Llevamos tiempo, pasan los meses, para que la ministra comparezca a petición de muchos grupos parlamentarios, incluso a la suya propia y todavía no ha comparecido", ha apuntado.

Además, opina que hay una pelea entre el Gobierno de España y el Ejecutivo regional madrileño "por ver quién recorta mejor", y el que "mejor cumple" los requerimientos de los grupos de interés que quieren generar ese espacio de negocio con la sanidad pública.

DESPRECIO A LOS MÉDICOS CONSTANTE

Jiménez ha aprovechado el conflicto suscitado con el Hospital de la Princesa para destacar el papel de los médicos que, fuera de ideologías, dice que "se dejan la piel" por tener un sistema público de calidad.

"Están sufriendo un desprecio insoportable por parte de las comunidades autónomas, porque no se les consulta, se les baja sueldo, porque amplían sus horas, se está recortando el gasto en investigación, permanente desprecio a su trabajo", ha relatado.

Preguntada sobre si cuando ella era ministra de Sanidad o el PSOE estaba en el Gobierno se empezó a privatizar la gestión sanitaria en la Comunidad Valenciana, Trinidad Jiménez ha aclarado que esta privatización de servicios públicos sanitarios se dio ya con Gobiernos 'populares'.

En este sentido, ha recordado que hace tres ó cuatro años el PP dijo en la Comunidad de Madrid que hacían falta hospitales, construyeron seis ó siete y ahora todo lo contrario, que hay que cerrar algunos, como el Hospital de la Princesa, que tiene más de 3.000 profesionales que trabajan ahí.

LA POLÍTICA SÍ SIRVE

Con todo ello, la socialista ha advertido a todos los votantes del PP que, con su voto, están permitiendo que el Gobierno "se cargue" la sanidad pública y se la entregue a manos privadas para hacer negocio con la salud.

Igualmente, se ha dirigido "a los que están indignados" para decirles que con políticas concretas se ha construido un sistema público de salud en estos últimos 30 años, y con políticas concretas el PP lo está desmantelando. "Ni todos somos iguales y la política sirve", ha sentenciado.