La nueva ley provocará unos 50.000 abortos clandestinos al año, según la SEC

Actualizado 07/10/2014 1:19:14 CET
Actualizado 07/10/2014 1:19:14 CET

La nueva ley provocará unos 50.000 abortos clandestinos al año, según la SEC

MÉDICOS DENUNCIAN QUE SON INSEGUROS Y GENERAN COMPLICACIONES

Manifiesto contra la reforma del aborto
Foto: EUROPA PRESS

Más de 100 sociedades científicas españolas, europeas e iberoamericanas firman un manifiesto en contra de la reforma

   MADRID, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

   La Sociedad Española de Contracepción (SEC) calcula que con la nueva ley del aborto elaborada por el Gobierno aproximadamente la mitad de las mujeres que cada año abortan en España, unas 50.000, recurrirán a una interrupción de su embarazo de forma clandestina y en condiciones de inseguridad.

   Así lo ha asegurado el responsable de Relaciones Institucionales de esta entidad, Modesto Rey Novoa, durante la presentación de un manifiesto contra el anteproyecto redactado por el Ministerio de Justicia, que cuenta con el apoyo de más de 120 sociedades científicas y asociaciones españolas, europeas e iberoamericanas.

   La SEC mantiene que la elaboración de una ley más restrictiva no conllevará un descenso en el número de abortos en España, y avisan de que las mujeres que quieran interrumpir su embarazo lo seguirán haciendo, "bien saliendo a otros países o mediante un aborto clandestino".

   "Cuando una mujer toma la decisión de interrumpir su embarazo, va a hacer todo lo posible por conseguirlo", ha aseverado la presidenta de la Confederación Iberoamericana de Contracepción (CIC), Isabel Ramírez, quien lamenta que con la reforma que prepara el Gobierno "España se sitúa al nivel de países en desarrollo".

   Los abortos clandestinos representan una tendencia creciente a nivel mundial, especialmente en los países en desarrollo, según ha añadido Rey Novoa, y según datos de 2008 se estima que cada año se producen unos 22 millones de interrupciones voluntarias de embarazo de este tipo.

   El problema de estos abortos es su inseguridad, ha apuntado este responsable de la SEC, como demuestra que hasta en el 40 por ciento conlleve complicaciones que ponen en riesgo la salud física de la mujer, tales como dolor abdominal crónico, infecciones del aparato reproductivo, dispareunia, vaginismo, etcétera, y en algunos casos puede acabar siendo letal.

   De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que cada año se producen en el mundo entre 47.000 y 60.000 muertes como consecuencia de un aborto inseguro, con una tasa que oscila entre los 20 y 520 fallecimientos anuales por cada 100.000 intervenciones de este tipo, en virtud de la cual en España podrían producirse entre 10 y 260 muertes anuales.

   Este aumento de las complicaciones hace que además el aborto inseguro se considere hasta 10 veces más caro que las interrupciones que se realizan de forma segura, recuerda este experto. No en vano, hasta el 15 por ciento de las mujeres que se someten a esta intervención de forma clandestina no acuden después a los servicios sanitarios "por miedo".

   Porque al daño físico que pueden generar los abortos clandestinos "hay que sumar el daño psicológico que también provoca en estas mujeres, ha resaltado el representante de la SEC.

MÉDICOS COLABORARÁN PARA HACER SEGUROS ESTOS ABORTOS

   Además, avisa de que hay "muchos" médicos en España que ya han manifestado que "van a seguir prestando apoyo a esas mujeres para que esos abortos clandestinos sean lo más seguros posibles" ya que "ya sucedió en otras ocasiones", si bien admite que es "imposible" cuantificarlo.

   No obstante, tanto esta entidad como el resto de sociedades firmantes confían en que el Gobierno decida finalmente cambiar los supuestos incluidos en su anteproyecto, al entender que es "inadecuado, injusto y peligroso". "Trata a las mujeres como estúpidas, y las obliga a un recorrido burocrático que desalentará a muchas mujeres a hacerlo", defiende.

   Para estos expertos, según ha reconocido el presidente de la SEC, José Vicente González, lo adecuado sería mantener la actual ley ya que a su juicio está "funcionando bien", ha conseguido reducir la tasa de abortos y "no crea ningún tipo de conflicto", asegura.

   Entre las sociedades que se han adherido al manifiesto están la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), la Sociedad Española de Fertilidad, la Sociedad Española de Medicina Estética o la Sociedad Española de Nefrología; mientras que a nivel internacional han logrado el apoyo de la Sociedad Europea de Contracepción, la Confederación Iberoamericana de Contracepción, la Federación Latinoamericana de Sociedades de Obstetricia y Ginecología.