Una nueva investigación señala los cannabinoides como posibles agentes antitumorales con un alto perfil de seguridad

Actualizado 25/01/2007 10:41:22 CET
-

MADRID, 25 Ene. (EUROPA PRESS)

Una nueva investigación, presentada ayer en la sede de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), señala los cannabinoides, derivados de la planta del cannabis, como posibles agentes antitumorales con un perfil de seguridad bastante alto, según el responsable del estudio, el doctor Manuel Guzmán Pastor, quien manifestó que "la acción antiproliferativa de los cannabinoides podría constituir la base de una terapia para el tratamiento de tumores cerebrales carente de efectos colaterales notorios".

Este especialista enmarcó su investigación, denominada 'Cannabinoides como posibles agentes antitumorales. Potencial terapéutico y mecanismo de acción', dentro de "la búsqueda de nuevos agentes quimioterapéuticos para mejorar la situación de los enfermos de cáncer a través del estudio de la actuación de estos compuestos en células tumorales aisladas y también en animales". "Asimismo --añadió--, hemos realizado un primer ensayo clínico en enfermos con tumores cerebrales malignos en estado terminal, a los que ya se les había aplicado anteriormente una terapia normal sin resultados positivos. Los resultados muestran una respuesta positiva en alguno de estos pacientes, lo que abre las puertas a nuevas investigaciones en enfermos que se encuentren en las primeras etapas de evolución del tumor".

En opinión del doctor Guzmán, "los cannabinoides han demostrado ser inhibidores de la supervivencia, crecimiento, proliferación, irrigación y metástasis de las células tumorales y, aunque sus mejores resultados se han obtenido con respecto a los tumores cerebrales, también se está investigando su posible validez para tumores de cáncer de mama, de piel o de páncreas".

Esta investigación fue presentada hoy en el contexto del 'II Simposio sobre avances en investigación oncológica', en el que la 'Fundación científica de la AECC' comunicó los resultados de sus ayudas para el período 2003-2006. El presidente de la AECC y de la Fundación Científica destacó que "estas ayudas suponen un apuesta decidida por apoyar la investigación oncológica para mejorar el futuro de los enfermos de cáncer". "Se trata --añadió-- de una oportunidad única para escuchar a reconocidos expertos en el ámbito de la oncología y conocer los resultados obtenidos por la investigación básica, clínica y taslacional, así como nuevas vías de investigación que actualmente siguen abiertas".

Por otra parte, el investigador y director del Centro de Regulación Genómica de Barcelona, el doctor Miguel Beato del Rosal, propuso, con su investigación sobre la genética y epigenética del cáncer de mama, "estudiar la interacción entre las hormonas ováricas y los genes BRCA para comprender el mecanismo de la transformación maligna de las células de mama". Para el doctor Beato, "el gran avance está siendo el desarrollo de la genómica y la capacidad de analizar a nivel global la expresión génica de las células tumorales que ayudan a la comprensión de los procesos biológicos que llevan a la aparición del cáncer".

Según este experto, "las hormonas juegan un papel clave en el desarrollo del cáncer porque los tumores las necesitan para su crecimiento". "El desarrollo y la mejora de los métodos --añadió-- generará una información valiosa para individualizar cada vez más el diagnóstico de los cánceres de mama hasta llegar a un tratamiento personalizado y adecuado a las características del tumor y a la identidad genética de cada paciente". "Esto permitirá desarrollar nuevos fármacos, más selectivos y menos tóxicos, que contribuyan a disminuir la gravedad del cáncer de mama", concluyó.

CÁNCER INFANTIL

El director del Registro Nacional de Tumores Infantiles, el doctor Rafael Peris, expuso también en este simposio los resultados del proyecto titulado 'Programa de rehabilitación neurofuncional para niños con cáncer' y manifestó que "el cáncer infantil es la primera causa de muerte por enfermedad entre la población de entre uno y diecinueve años, aunque España se encuentra, en este sentido, en la media de Europa Occidental". Además, añadió que "esta enfermedad está aumentando entre los niños debido a la prevalencia de factores de riesgo externos al organismo, como los factores medioambientales". "Sin embargo --dijo--, hay que señalar el importante éxito terapéutico que hay en este área, ya que tres de cada cuatro niños enfermos de cáncer sobreviven".

Por último, el presidente del Comité Técnico y patrono de la 'Fundación Científica de la AECC', el doctor Vicente Guillem Porta, señaló que "es un gran día, ya que gracias a las investigaciones presentadas, mejora el conocimiento de los mecanismos que desarrollan el cáncer, un problema sanitario de primera magnitud en nuestro país".