Actualizado 04/11/2010 11:48 CET

Nueva diana para frenar los daños neurológicos del ictus

MADRID, 4 Nov. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Universidad de California en Los Ángeles (Estados Unidos) han identificado un sistema de señalización neuronal implicado en la recuperación de funciones perdidas debido al ictus y que podría ayudar al diseño de nuevas y necesarias terapias. Los resultados del estudio se publican en la edición digital de la revista 'Nature'.

El ictus produce una mortalidad celular irreversible y masiva en el cerebro que convierte la recuperación funcional en muy difícil. Los científicos, dirigidos por Thomas Carmichael, muestran que el ictus hace que las neuronas del tejido próximo a la región del ictus se vuelva menos excitable debido a una acumulación de la molécula de señalización inhibitoria GABA.

El bloqueo de esta forma de actividad de GABA por medios genéticos o mediante un fármaco específico mejora la recuperación en un modelo de ratón del ictus y el tratamiento continúa siendo eficaz cuando existe un retraso entre el ictus y la terapia.

En la actualidad las terapias eficaces sólo se pueden administrar en las horas siguientes al ictus y no existen terapias que mejoren la recuperación, lo que lleva a la mayoría de pacientes a sufrir las consecuencias completas del accidente vascular.

Aunque la resucitación de las neuronas muertas es imposible, el estudio indica que las neuronas próximas supervivientes retienen un grado de plasticidad durante algún tiempo tras los daños que puede ser aumentado por vías farmacológicas para conseguir un posible beneficio clínico.