Los niños nacidos en invierno tienen más esperanza de vida

Actualizado 21/09/2009 18:32:55 CET
- Reuters

SEVILLA, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

Guillermo López Lluch, miembro asociado del Link-age, grupo de investigadores europeos centrados en el estudio del envejecimiento, aseguró en los cursos de verano de la Universidad Internacional (UNIA) en Sevilla que los niños nacidos en invierno tiene más esperanza de vida porque "el frío es un factor ambiental que mejora la longevidad".

En concreto, López explicó que estudios epidemiológicos para encontrar factores de riesgo que hacen más probable que una persona pueda enfermar concluyen "los niños que nacen durante los meses de invierno tienen una mayor esperanza de vida que los que han nacido durante el verano, porque el frío es un factor ambiental que mejora la longevidad".

"El ser humano comienza a envejecer desde el momento en el que nace", defendió este experto, que basó su intervención en la 'teoría de la fiabilidad', que sostiene que el envejecimiento es una "acumulación de daños a lo largo de la vida que hacen que el organismo vaya incrementando el riesgo de fallos, dificultando así el desarrollo de la actividad biológica hasta que se llega a la etapa de la catástrofe, que es la muerte".

En este sentido, López expuso que el ser humano "comienza a acumular daños desde que nace", por lo que se están planteando estudios que establecen una correspondencia directa "entre cómo afectan los primeros años de vida al desarrollo de enfermedades durante la edad adulta y al propio envejecimiento en sí".

Por último, el investigador enumeró entre las causas que inciden en el envejecimiento "las mutaciones somáticas, el desgaste, la acumulación catastrófica de errores, la programación genética, la pérdida o inactivación del ADN nuclear o mitocondrial o las alteraciones en la diferenciación celular".