Actualizado 29/11/2007 13:09:37 +00:00 CET

El niño indio intervenido en La Fe de Valencia por quemaduras graves en la cara recibe hoy el alta

VALENCIA, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

El niño indio que fue operado el pasado viernes en el hospital La Fe (Valencia) por graves lesiones y quemaduras en el rostro recibirá hoy el alta médica tras una intervención que le permitirá comer, hablar mejor y sonreír. Sin embargo, precisará de nuevas intervenciones y no volverá a su país hasta que no esté completamente recuperado.

Así lo indicaron hoy en declaraciones a los medios las dos cirujanas del Servicio de Cirugía Plástica Pediátrica del Hospital Infantil La Fe que se encargaron de la operación, Eva López y Patricia Gutiérrez, y el presidente de la Fundación Dharma, Jesús Santos.

El menor padecía quemaduras de tercer grado en el rostro desde que, a los tres años, le explotó una estufa de petróleo. Como consecuencia del incidente tenía el mentón pegado al esternón y las lesiones le impedían el desarrollo de movimientos de flexión de la extensión cervical y las rotaciones laterales. También presentaba dificultades para cerrar la boca y comer alimentos sólidos, precisaron las doctoras.

De este modo, Pérez explicó que la intervención practicada el pasado viernes ha permitido corregir la deformidad del labio y se le ha colocado un molde de regeneración dérmica que posibilitará hacerle posteriormente un injerto de piel. Este molde se degradará en un período de tres o cuatro semanas y después se sustituirá la lámina de silicona por un injerto de piel tomado del propio paciente.

La doctora señaló que, de momento, se ha corregido la posición del niño para que pueda mantener la cabeza erguida, aunque en futuras operaciones se corregirá también el movimiento cervical. Asimismo, esta primera intervención permitirá al pequeño "cerrar la boca, comer mejor, y sonreír", apuntó Pérez.

Por su parte, Gutiérrez destacó que la operación, que duró cuatro horas y media, se desarrolló sin ninguna complicación y que la mayor dificultad que encontraron fue la intubación debido a la posición que presentaba el paciente. Añadió que ésta es sólo la primera intervención, puesto que el niño necesita más intervenciones para corregir las lesiones, aunque de momento hoy recibirá el alta.

"BOTÓN DE MUESTRA"

Para Santos, el caso de este niño es sólo "un botón de muestra" de todas las personas que la Fundación Dharma atiende en La India. Así, explicó que el pequeño quiere "ser portavoz de sus compañeros" para que este tipo de actuaciones se repita con otras personas que se encuentren en una situación similar, aunque sólo se trasladan hasta España los pacientes cuyas operaciones son "imposibles" en el país asiático, como es este caso, aseguró el presidente de la fundación.

Así, destacó "el coraje" con el que el niño se ha enfrentado a la intervención, ya que, aunque ha sido una operación "muy dura, le recompensa con sólo ver que tiene la boca en su sitio". Santos explicó la historia de este niño que vendía bolígrafos en el Taj Mahal, y después le daba lo que ganaba a su madre para que su hermano pudiera ir a la escuela.

El niño no volverá a La India hasta que no esté recuperado de "todas las secuelas que presenta, porque en su país no puede recibir el tratamiento", aseguró el presidente que añadió que también se le tratará de los terrores nocturnos que padece a causa del maltrato que ha sufrido por su aspecto físico por parte de su entorno. Se da la circunstancia que su hermana mayor también murió abrasada.

En este sentido, destacó el "largo proceso" que ha vivido hasta llegar a España --de la que el pequeño dice que "está muy limpia y se come tres veces al día-- por problemas burocráticos con las autoridades indias, y porque en ese país "los niños no existen, porque no hay ningún registro, así que hubo que darle una identidad".

Es la situación en la que se encuentran los más de 1.200 niños que la fundación tiene en las escuelas, ya que, según dijo Santos "hay algunos casos en los que no entendemos como pueden seguir vivos". Además, desde 1997 la organización tiene en marcha distintos programas de educación, integración de las mujeres, y para hacer llegar el agua a los ciudadanos, y en marzo tienen previsto abrir una nueva escuela financiada por empresarios de Castellón.