Actualizado 20/07/2012 16:09 CET

Navarra.- El Hospital de Navarra reducirá un 19,7% la factura energética en los próximos diez años

Sala del motor de la nueva planta cogeneradora del edificio A del CHN.
EP/GOBIERNO DE NAVARRA

PAMPLONA, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Salud del Gobierno de Navarra, Marta Vera, ha visitado este viernes la nueva planta cogeneradora del edificio A del Complejo Hospitalario de Navarra, antiguo Hospital de Navarra, una instalación que posibilitará una reducción del 19,78% del gasto energético de este edificio durante los próximos diez años, es decir, un ahorro, a precios actuales, de más de 417.000 euros anuales.

Hasta el momento el gasto del edificio A destinado a la producción de energía térmica, frigorífica y eléctrica ascendía a 2.113.638 euros. Sin embargo, con la puesta en funcionamiento de este nuevo sistema, la factura energética anual será de 1.695.662,20 euros y, además, se evitará la emisión de 2.600 Tn de CO2 al año.

La concesión de la nueva planta cogeneradora fue adjudicada en el año 2011 a la empresa de servicios energéticos GIROA S.A.U, (Grupo Dalkia) tras obtener la mejor puntuación económica y técnica. La empresa propuso una inversión de 1.464.483 euros en la mejora de las instalaciones de producción energética y garantiza el ahorro energético del 19,78% durante los diez años que dura el contrato.

Concretamente la empresa ofrece una solución global de gestión energética y medioambiental que incluye la compra y gestión de energía; la conducción y control permanente de las instalaciones; el mantenimiento de las mismas; y la garantía de reparación y renovación.

INVERSIÓN REALIZADA

La inversión realizada ha consistido en la instalación de una nueva central con una capacidad de generación de electricidad de 1MWe de potencia; la sustitución y cambio de ubicación de las calderas y de la sala de bombas; la sustitución de la red de tuberías de vapor por otra de agua caliente a subcentrales de quirófanos, radiología, URPA, urgencias y UCI; y la reforma de colectores y subcentrales de distribución de agua caliente en los edificios.

Por otra parte, también se han incorporado sistemas de recuperación de baja temperatura, tanto en la instalación de cogeneración como de las calderas convencionales, para mejorar la eficiencia energética; y se han realizado múltiples mejoras en las instalaciones y en su control centralizado y telegestionado.