Actualizado 25/01/2011 13:18:15 +00:00 CET

Más de un centenar de personas se concentra a las puertas de Sanidad al grito de "la solución es la derogación"

Concentración sindicatos a la puerta de Consejería Sanidad
EP

MURCIA, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

Más de un centenar de personas se ha concentrado este martes, convocadas por las organizaciones sindicales UGT, CSI.F, CCOO, Satse, Sterm-Intersindical, ANPE, SAE y SIDI, a las puertas de la Consejería de Sanidad, para protestar por la Ley de Medidas Extraordinarias para la Sostenibilidad de las Finanzas Públicas al grito de "la solución es la derogación".

Los manifestantes, empleados públicos y también pertenecientes al sector sanitario, han coreado consignas como 'Palacios, hermosa, trabaja de otra cosa', 'Valcárcel, cariño, los libros de mi niño', 'Valcárcel, guapetón, trabaja de peón', 'Manos arriba, esto es un atraco', así como portado pancartas en las que se podía leer 'No al despilfarro, no a la Fórmula 1', 'Gobierno regional, no nos toquéis los derechos', 'No a las reformas que recortan derechos', y 'La crisis que la paguen los ricos, banqueros y especuladores'.

Desde CSIF, el presidente del Sector de Comunidad Autónoma, Juan Miguel López, ha explicado que el objetivo de la protesta es "dar a conocer a los ciudadanos los perjuicios de la ley, ya que su calidad se verá repercutida y mermada".

Por su parte, el secretario de Acción Sindical de Satse, Luis Esparza, ha denunciado públicamente que "no se cubren las necesidades asistenciales, que cada vez están más deterioradas, lo que nos arrastra a pensar que lo que se está pretendiendo es privatizar la sanidad, condicionar a que no exista financiación para la misma y entonces, derivarla a una financiación de tipo privada".

Mientras que el secretario general de la Federación de Servicios Públicos de UGT, José López, ha apuntado que con esta nueva concentración "se pone de manifiesto que se continúa con la campaña de movilizaciones", ya que, ha reprobado, este decreto "es injusto e ilegal".

Es por ello por lo que ha reclamado que "sea derogado y suspendido para poder sentarnos a negociar desde el principio unas medidas consensuadas para poder sacar a la Comunidad de la crisis".